t

Exclusiva

Arturo Muyshondt: Un emprendedor salvadoreño en la cima de Hollywood

Su filme, “El Pastor”, ha conquistado las salas de cine de Estados Unidos

Para este salvadoreño la superación lo es todo. Este actor, productor, escritor, esposo, padre y hasta banquero, ve hoy condensada en su película “El Pastor” parte de su historia personal.

VER GALERÍA

Inquieto desde pequeño y con una curiosidad insaciable, a través de una cámara que le regaló su padre a los 12 años inició sus primeros pasos en el mundo audiovisual. “Comencé a grabar como en una especie de juego, por esos años era la guerra civil de El Salvador  y era una época muy dura. Mi papá me regaló una de esas cámaras Sony Betacam y como una especie de escape, comencé a escribir y filmar mis propias películas de guerra.”, cuenta el cineasta.

Lo que inició como una aventura pronto se convirtió en una pasión. A pesar de que cursó la carrera de Economía en finanzas, su trabajo como banquero no acabó con su vocación artística. “En el día trabajaba como banquero pero en la noche trabajaba en un teatro. Me metí de lleno en mi preparación actoral y me enamoré del arte dramático clásico”, detalla. 

VER GALERÍA

Hoy, sus estudios en desarrollo de historias, guiones y producción, dan fe de un talento que ha llevado a presentar “El Pastor” en más de 400 salas de cine en 42 estados de los Estados Unidos. “En El Pastor, el mensaje que subyace más allá de la anécdota principal, es que todos los seres humanos, sin importar los errores que hayan cometido, tienen la habilidad de cambiar y redimirse”.

Con el apoyo de su esposa y sus dos hijos, este centroamericano ha logrado cumplir otro de sus sueños. A través de su labor con The Cream Center, donde ayuda a la rehabilitación de expandilleros y jóvenes en riesgo social: “Mi historia es muy similar y muy distinta a la de muchos. Similar por el deseo de superación, los sueños de triunfar que tantos centroamericanos llevan en el alma al migrar a los Estados Unidos”. 


Más sobre: