-t

Te sorprenderá la historia detrás de los cuatro “Master Destillers” del World Class 2016

Las mentes creativas detrás de Ketel One, CîROC Vodka, Don Julio y Zacapa Centenario se confiesan con ¡HOLA!

by ¡HOLA! América Central

World Class 2016 se lleva a cabo en la ciudad de Miami desde el pasado 26 de setiembre. Para la competencia de bartenders cuatro maestros de la destilería o “Master Destillers” hablaron con ¡HOLA! y nos cuentan la trayectoria y el éxito de sus respectivas empresas.

Se trata de Bob Nolet de Ketel One, Jean-Sebastien Robicquet  de CîROC Vodka, Enrique de Colsa de vinos de Don Julio y Lorena Vasquez Zacapa de Zacapa Centenario.

-2z

El holandés Bob Nolet de Ketel One lleva la cultura del vino en sus venas. Junto con su papá y hermano han llevado adelante esta destilería que nació en la localidad de Schiedam, Holland.

Nolet comenta que su negocio familiar ha evolucionado desde 1691: “En estos 325 años mi hermano, yo y once generaciones, siempre hemos estado en la misma familia, en la misma ciudad, mantiendo el espíritu de la industria.”

 Hoy, dos millones de botellas de Ketel One son vendidas en más de 50 países: “Los bartenders que están aquí, crean increíbles tragos que probablemente nunca he visto, cocteles de vodka están volviendo, creando cocteles frescos, elegantes, sexys.” 

El Master Distiller francés, Jean-Sebastien Robicquet, viene de una familia que produce CîROC Vodka. Su familia ha producido vino en la region de Bordeaux en Francia por casi 400 años.

-3z

En su visita a Miami, Robicquet afirma que le emociona ver generaciones preocupadas por la cultura del vino: “El World Class es extremadamente demandante. Iniciamos en el 2009 con esta meta, que demanda un nivel de organización y un nivel de expertiz. Es maravilloso.”

En cuanto a su empresa, este destilador vende ocho millones de botellas de vodka cada año y considera que su presencia en la competencia es sin duda un aprendizaje creativo: “La herencia de las uvas, la herencia de Francia es capturada en cada botella.”

Enrique de Colsá es un mexicano que trabaja para la marca Don Juan con una carrera relacionada a industria alimenticia: “Mi vida empieza muy relacionada a los líquidos como equipo de procesos técnicos para equipos industriales. Con el tiempo, empiezo a tener especialidad en líquidos que se van a consumir, ahí me comienzo a involucrar en estos productos”

-z

Es durante una reunión de la Cámara Tequilera donde comienza el compromiso con Don Julio: “Ahí me convenció y del 99 al 2004 y como a nadie le gustaba la parte técnica, sin querer o queriendo  de una u otra manera me quedo en su puesto” confiesa Colsa.

De Don Julio ha aprendido a hacer las cosas bien, con una pasión y constancia que siempre vio en los ojos de su creador.

Otra cara conocida en la industria es la nicaragüense Lorena Vázquez Zacapa, quien llegó a Guatemala después de casarse a concretar un sueño que tenía desde niña:

“Desde que era niña descubrí mi habilidad para captar los aromas. Me regañaban, a veces me ponían la comida y yo decía que eso no me gustaba, y mi papa me decía que tenía que comer”

-1z

En un mundo de hombres, su estrategia fue aprender de los maestros del negocio y poco a poco  irse ganando su confianza:

“Me gusta contratar mujeres por nuestra capacidad para ver los detalles, que no nos importa volver a empezar de cero”, señala.

Sin duda alguna, para estos grandes de la destilería, el secreto ha sido mantenerse vigentes con minuciosos estándares de calidad y preocupación por los detalles.

Más sobre: