jafee

Con su voz de soñadora, esta salvadoreña nos conquista con su estilo

Luego de quedar como finalista en el programa de canto El Número Uno VIP, el entusiasmo de Jafet Jerez se incrementa con cada proyecto que logra finalizar

A sus 26 años no concibe cómo vivir sino es por el motor que la impulsa a alcanzar sus metas y sueños: su convicción. Desde muy pequeña supo que cantar era una de sus pasiones, sin embargo, se tardó varios años en estar convencida de que su talento musical la podría llevar a los escenarios más importantes de El Salvador.

Jafet Jerez se caracteriza por ser una mujer luchadora y, en su afán por meterse de lleno en cada canción que interpreta, logra establecer una conexión envidiable con cada una de las personas de la multitud que asiste a sus conciertos. Jafet le cuenta a ¡Hola! sobre su inspiración y cómo la industria musical salvadoreña puede catapultar a las grandes ligas a artistas con potenciales de nivel internacional.

1

¿Canta desde pequeña?

Sí, desde muy pequeña siempre estaba cantando o tarareando algo. Me encantaba cantar todo el tiempo. Tengo recuerdos muy bellos de mis viajes en un pick up viejo de mi papá, acostada, cantando mientras miraba las estrellas. Nunca habría imaginado que mi vida giraría en torno a la música y me tardó varios años verlo con claridad, pero estoy completamente convencida de que yo nací para esto. Una de las partes que más amo de mi carrera es que puedo ser quien yo quiera en el escenario y canalizar mis emociones y sentimientos a través de la música; es el mayor privilegio de mi mundo.

¿Qué artista es su inspiración? ¿Por qué?

Siempre doy la misma respuesta a esa pregunta. Álvaro Torres es, por mucho, mi mayor inspiración. Creo que no ha habido en la historia de nuestro país un artista más prodigioso. La primera vez que compartí escenario con él, me di cuenta que existe algo mágico en él. Su talento es envidiable, pero, además de eso, mi maestro tiene un corazón de oro. Es mi ejemplo a seguir, no solo por sus logros como artista, sino también por sus cualidades como ser humano.

4

¿Qué opina de la industria musical del país?

Tenemos una cantidad impresionante de cantantes talentosos en El Salvador, cada uno con un producto diferente y único. Necesitamos que los inversionistas empiecen a creer en los artistas salvadoreños. Tenemos muchísimo que aportar a un país envuelto en caos. Creo muchísimo en el talento de mis colegas. En El Salvador tenemos todo lo que necesitamos para llevar la industria musical a un nuevo nivel. Lo único que nos falta es que alguien tenga fe, que crean en nosotros.

¿Cuáles son sus sueños de corto, medio y largo plazo?

Es una pregunta que me da mucho “miedo del bueno”. Soy una mujer muy soñadora. Mi sueño a corto plazo es mi segundo sencillo. Espero lanzarlo en los próximos 3 o 4 meses. En un plazo medio, sueño con posicionar una canción como la número uno en Latinoamérica. Es un sueño loco pero, ¿por qué no? A largo plazo, mi sueño más ambicioso son los Latin Grammys. Sería un privilegio innombrable estar nominada.

2

Fuera del canto, ¿cuáles son los momentos personales qué más disfruta?

Me fascina correr. He encontrado en ese deporte verdaderos momentos de introspección y catarsis. Mis ideas más creativas surgen mientras corro, y cuando lo hago por distancias muy largas (mayores a los 15 kilómetros) descubro una nueva parte de mí misma. Actualmente, me estoy preparando para correr mi primera maratón (42.2 kilómetros) en Miami, en enero de 2017. Es la meta más aterradora de mi vida y me ha introducido en un proceso de lucha personal que me ha hecho ganar un nuevo respeto por mí misma.

Más sobre: