oea

Los nuevos héroes de América Central ¡llegaron para quedarse!

Desde las comunidades rurales hasta las cortes judiciales, estos facilitadores judiciales muestran otra cara de la justicia de nuestra región

Como si se tratara de una historia de superhéroes, América Central está experimentando en estos días el impacto de una legión de nuevos protagonistas. A pesar de llevar paz y justicia, sus hazañas no están acompañadas de grandes armas ni coloridos trajes, sino que pasar desapercibidos es muchas veces su mejor arma.

4

Se trata de los “Facilitadores Judiciales”, almas al servicio de comunidades centroamericanas que buscan resolver conflictos entre vecinos, y que está cambiando la manera de ver la justicia.

2

“Además de ser mediadores, un hallazgo interesante es que hemos encontrado que las comunidades que tienen facilitadores, cuentan con una mayor percepción de la seguridad ciudadana, se siente una presencia de autoridad”, afirma Silvia Porras, Gerente Regional de Desarrollo de este programa, impulsado por la Organización de Estados Americanos, que presentó el pasado 18 de noviembre una rendición de cuentas, que incluyó entre otras cosas, una exhibición de fotografías de la vivencia de estos facilitadores, a cargo de la fotógrafa Joellen Alfaro.

3

¿Cómo ser parte de este batallón? Se trata de vecinos que no tengan participación activa en la política de su país, ni ser miembros de seguridad, y solo que sepan leer y escribir. Con una cobertura de 4.6 millones de centroamericanos y 1.8 millones de beneficiarios directos, este programa espera tener un impacto más grande en los próximo años.

1

Si de resultados se trata, estas figuras están resolviendo conflictos que vía judicial tardan un promedio de entre 8 y 12 meses ¡en un día! “Funcionan a solicitud de las partes y contribuyen a crear un clima de paz”, asegura Porras.

oea

Sin duda estos casi 10 mil superhéroes, elegidos democráticamente, esperan seguir llevando más tranquilidad y siendo parte de la solución de los conflictos, ejemplo de lucha y prosperidad para la región ¡Bien hecho!

Más sobre: