cabello_t

A los 20, 30, 40... ¿Existe un largo de melena para cada edad?

En general, con el paso de los años, tendemos a llevar el cabello más corto. Los expertos nos dan su teoría sobre cuál es la longitud perfecta según la década

by hola.com

¿Te has fijado alguna vez en que con los años o después de casarse o tener hijos, las mujeres tienden a acortar la melena? Hay excepciones, por supuesto, pero estamos ante una clara tendencia. Por eso, nos hemos planteado si hay una edad para llevar cada largo de cabello.

“No soy de las que piensa que no puedes llevar el pelo largo si eres mayor. Tengo clientas de 70 años que tienen el pelo blanco, largo, y apuestan por una trenza y están estupendas. Al final el pelo es un adorno y, sobre todo, depende de cada uno. Es un componente muy psicológico, y cada uno se siente más favorecido con lo que le da fuerza y ánimo”, nos cuenta María Baras, del salón madrileño Cheska.

La media melena, ¿el largo 'perfecto' para todas las edades?

Al final, como sucede con la moda -no todas las mujeres se atreven con la minifalda a partir de determinada edad, pero lo cierto es que hay muchas que en su madurez siguen fieles a esa prenda-, es más una cuestión de preferencia personal. “Creo que el estilo de cada una es muy personal y aunque tengas más edad, puedes lucir tu melena larga y defenderla porque vaya más con tu personalidad. Sin embargo ,sí que creo que, a medida que vamos cumpliendo años, un cabello más corto nos hace más sofisticadas y elegantes y algunos largos de cabello funcionan mejor que otros, por ejemplo, la media melena a la altura de la clavícula”, apunta Mónica Roldán.

Coincide en apostar por la melena midi, tan de tendencia, Eduardo Sánchez, quien reconoce que “hay una edad en la que la melena XL no pega. Más o menos a partir de los 55 años si quieres el cabello largo porque tu tipo y personalidad te acompaña, puedes recurrir a melenas por encima del hombro”.

¿Pueden influir las modas y los peinados que hacen triunfar las celebrities? María Baras sí piensa que pueden influir, pues “ahora se llevan las medias melenas tanto para las más jovencitas como para las señoras más mayores, y es un look que siempre es un acierto. Además, es un largo cómodo, que permite que la gente más mayor se pueda hacer una coleta, lo que les da un punto muy juvenil. Si me preguntas qué es lo que me piden en la peluquería, al final la clave es encontrar un corte de pelo que favorezca a la cara, y ahí vuelve a entrar la edad en juego, pues con la edad, los rasgos se afinan, se suelen volver más angulosos, y suelen sentar mejor las melenas cortas, que dan menos trabajo, se sanean más y, además, son versátiles, pues a veces una melena larga no da más de sí, y una corta la puedes combinar con un flequillo largo, por ejemplo”.

Los rasgos de cada persona, determinante

En lo que algo sí que coinciden los expertos en que que la forma del rostro es determinante a la hora de elegir uno u otro peinado, más allá que la propia edad. “La edad no determina la longitud del cabello, lo más importante es realizar un buen visagismo del rostro para poder realizar un corte de cabello a medida con el que consigamos potenciar y sacar el mayor partido posible a nuestros rasgos. Para ello, hay que tener en cuenta diversos factores como la densidad capilar, la textura y la tonalidad del cabello y adaptarlas y personalizarlas en cada cliente”, explica Rocío Rodriguez, experta del Artistic Team de Luis & Tachi Peluqueros.

 

El problema, el cabello también envejece

Realmente el problema es que el pelo envejece, aparecen las canas, que cambian la calidad del pelo, que se vuelve más encrespado, y mantenerlo cuesta más. “En el momento en el que aparecen las canas y decides dejar tu cabello blanco no te recomendamos dejar una longitud de melena larga, ya que la cana puede sumar más edad, lo ideal es llevar un cabello corto que estiliza la imagen consiguiendo un look final más juvenil”, explica Rocío Rodríguez.

“Con el paso del tiempo, la pérdida de materia y densidad no solo hace que el cabello sea visiblemente más fino y crespo, sino que también afecta a los rizos y ondas naturales desestructurándolos y alterando su forma natural. Con motivo de los tintes y decoloraciones, también suele perder su brillo natural, volviéndose apagado”, añade Eduardo Sánchez.

A cada edad, su melena

Eduardo Sánchez sí que se atreve a darnos un largo para cada edad:

-A los 20 años es la edad de melenas despampanantes llenas de cuerpo y vitalidad.

-A los 30 es una edad en la que ahorrar tiempo es una prioridad. Mi idea es apostar por cortes fáciles de mantener y que no necesiten muchos retoques. Un ejemplo es el long bob que, además, esta temporada sigue estando de moda.

-A los 40 el cabello pierde densidad y la melena ya no tiene el volumen que solía lucir en la juventud. El pelo se ve mucho más fino y con menos vigor; por eso es recomendable el corte por encima del hombro o las clásicas medias melenas.

-A partir de los 50, por el cambio en la calidad del cabello, los expertos coinciden en que es mejor optar por recortar la longitud de la melena. Eduardo Sánchez recomienda las melenas por encima del hombro.

Centímetro a centímetro... ¿en qué momento comenzamos a acortar la melena?

Nos preguntamos si hay un momento, un punto de inflexión, en el que las mujeres deciden pasar por la peluquería y cortar su melena, y María Baras sí que lo cree: “Muchas veces sucede cuando las mujeres tienen un hijo. Es un cambio hormonal y emocional muy grande para ellas y a menudo se ve afectado el cabello, que se cae, se seca, otras veces tiene brotes de grasa... Es algo que también pasa en la menopausia. ¡Las mujeres nos tenemos que estar reinventando cada rato!”.

Más sobre: