t

Crónica del editor

“Viva Coco Libre”: El primer e histórico desfile de Chanel en Cuba

¡HOLA! viajó a La Habana para presenciar la mítica Colección Crucero 2016/17

Y por fin llegó el día, el gran momento, ¡el momento histórico! La afamada firma francesa Chanel desplegó su elegancia y calidad por primera vez en América Latina. La Habana, la legendaria capital del Caribe, recibió durante una semana a las estrellas de Hollywood, modelos, prensa internacional de más de 200 países y las clientas más fieles a la casa parisina. El Káiser de la moda, Karl Lagerfeld, quien encabeza desde 1983 la dirección creativa de Chanel, mostró por lo alto una colección Crucero de lujo, una mezcla de los elementos clásicos de la marca con el más puro sabor cubano.

VER GALERÍA

La magia se apoderó de la tarde del 3 de Mayo. Minutos antes del gran desfile, La Habana respiraba un aire de ansiedad, emoción, algo asombroso estaba por suceder. Los invitados, celebridades y editores de las revistas con mayor renombre global, llegaron al Paseo del Prado, una histórica avenida decorada con antiguos faroles y estatuas de bronce, en medio de una colorida caravana de “almendrones”, coches descapotables Buick, Oldsmobile, y Cadillacs, estilo años 50, pintados en llamativos tonos, como el azul, amarillo intenso, verde lima y vibrante púrpura.

Estrellas del cine como Vin Diesel, y la británica Tilda Swinton, amiga cercana a Lagerlfed, estuvieron dentro de la nómina de invitados, así como la guapa y exótica modelo brasileña Gisele Bündchen, vestida por completo con un outfit Chanel. Conjunto rojo y boina oscura, combinados con unas sencillas sandalias color camel. Geraldine Chaplin, hija del legendario actor de Hollywood, y la modelo Alice Dellal también se hicieron presentes al histórico desfile.

Bajo la melodiosa voz del dúo franco-cubano Ibeyi arrancó la esperada pasarela. La modelo británica Stella Tennant, una de las musas favoritas de Lagerfeld, fue la primera en escena. Su paso conquistó las coloridas baldosas de terrazo, mientras los invitados, sentados en las bancas de mármol, apreciaban la primera pieza de la colección. Una chaqueta masculina larga sobre pantalón ancho con doblez, zapatos doble tono, camisa con cinturón de tejido, Panama hat, confeccionado por la Maison Michel. Siguiendo ese espíritu de insolente modernidad, llegó el momento para el “vestido debutante”; falda con vuelos formando capas en organza sobre bordada con motivos de hojas, en contraste con una chaqueta  sobre una blusa blanca con corbata.

VER GALERÍA

La paleta estuvo inspirada en los vibrantes colores de las fachadas barrocas del centro histórico de la ciudad; amarillo, rosa, naranja, turquesa, verde brillante. Tonos que se plasmaron sobre los maravillosos vestidos cortos sobre bordados con lentejuelas y los vestidos-túnica en tweed sobre bordado de naranja coral.

25 minutos después del gran arranque, la colección llegaba a su final. Segundos después de la última salida, hacía su aparición sobre la pasarela, el káiser, quien acompañado de su ahijado, el pequeño Hudson Kroenig y vestido con una chaqueta de brillantes y sus características gafas oscuras, recorrió el boulevard para agradecer a los invitados su honorable presencia.

VER GALERÍA

Seguidamente llegaron los modelos, acompañados de una colorida e intensa banda que, bajo las líricas de “Oh La Habana”, montaron un carnaval de cierre. Un broche de oro para una pasarela espectacular que quedará en la memoria no solo de Cuba, sino del mundo entero.

Y es que definitivamente el 2016 quedará marcado en la historia de la isla. La visita del presidente estadounidense Barack Obama, el concierto gratuito que ofreció la banda The Rolling Stones, la llegada del primer crucero norteamericano en décadas y ahora, el desfile de la casa francesa más reconocida en el mundo, hacen de este año, una grata memoria para recordar. 

Más sobre: