-t

Londres, el encanto de una ciudad cosmopolita

La capital del Reino Unido reúne infinitas opciones para disfrutar del arte, la música, la cultura, así como la centenaria historia de los reyes y sus batallas. Una metrópoli moderna, contemporánea que fusiona lo mejor del ayer y el mañana

by Mauricio Monge

Recorrer sus calles es como regresar a la época victoriana. Su denso aire, grisáceo paisaje y amurallados edificios hacen de este lugar un destino ideal para los amantes de la cultura, el arte, la historia, la diversión y las compras.

Londres es una de las ciudades más importantes de Europa y se puede acceder por medio de sus cuatro aeropuertos internacionales; Gatwick, Luton, London City y Heathrow, el más grande, ubicado a pocos kilómetros del centro de la capital y por el que transitan más de siete millones de pasajeros al año. O bien, el tren de alta velocidad Eurostar, que conecta en pocas horas París con el corazón del Reino Unido. 

-1z

Esta ciudad ofrece una amplia gama de posibilidades tanto para turistas jóvenes, como para los más conservadores. A pocos metros de la estación central de Victoria, se encuentra el emblemático y majestuoso Palacio de Buckingham, residencia oficial de Su Majestad, la Reina Isabel. Durante el día, los visitantes pueden admirar el tradicional cambio de guardia, un espectáculo protocolario y musical que tarda cerca de 45 minutos y se produce antes del medio día. 

En esa misma zona, siguiendo por la avenida Mall, se puede visitar sitios emblemáticos y de carácter obligatorio. El Palacio de Westminster, sede del parlamento británico, con el imponente y famoso reloj que nos recuerda la puntualidad y rectitud de los ingleses, el Big Ben. Al frente, la Abadía de Westminster, un templo gótico anglicano, escenario de importantes coronaciones, bodas, funerales de Estado y lugar de descanso de figuras como la Reina María, la Reinal Isabel I, Isaac Newton, Charles Dickens, Tomas Parr y Charles Darwin.

-z

Atravesando el río Támesis, por el puente Westminster, se encuentra el gran Ojo de Londres. Una atracción simbólica y orgullo de la ciudad. Se trata de un moderno mirador de más de 130 metros con 32 cápsulas panorámicas, que le permiten a los usuarios admirar el extenso paisaje, tanto de día de como de noche.

Unas cuantas calles al este, la Torre de Londres asombra a los turistas. Situada junto al río, este histórico edificio de piedra sirvió en sus inicios como una prisión, aunque no fue construida con tal fin. Actualmente, el recinto resguarda las joyas de la Corona Británica.

Para los amantes de las artes dramáticas no hay mejor sitio que Piccadilly. Teatros, cines, infinitas opciones para disfrutar de grandes musicales como el Fantasma de la Ópera, Mamma Mia y Dirty Dancing, así como conciertos de bandas de rock y pop. Además, cerca de la avenida, se ubican exquisitos y casuales pubs, ideales para tomar una cerveza y platillos londinenses como el fish and chips.

-2z

Londres también reúne las mejores tiendas de moda internacional. En Oxford Street, una de las calles comerciales más populares de la ciudad, los viajeros pueden encontrar elegantes boutiques como Selfridges, John Lewis y House of Fraser. Otra zona importante es Knightsbridge, hogar del imponente almacén Harrods, propiedad de la Familia Real de Qatar, y un verdadero paraíso de compras. Valentino, Versace, Gucci, Carolina Herrera, Armani, Michael Kors, Dolce & Gabbana y Ralph Lauren son tan solo algunas de las opciones que alberga la espectacular tienda, de más de 90 mil metros cuadrados.

Una de las grandes ventajas de la ciudad, es que, por su fácil acceso a estaciones y servicios turísticos, se puede conocer otras atracciones emblemáticas del Reino Unido. Cerca de la capital, se encuentra el Castillo de Windsor, residencia de la reina durante el fin de semana. El palacio de piedra fue remodelado tras un repentino incendio en 1992 y hoy recibe diariamente a cientos de visitantes que desean ver las recámaras más utilizadas como el Gran Comedor, el Salón Carmesí y el Salón de San Jorge.

Mientras, que en Wiltshire, se ubica el antiguo e imponente monumento de Stonehenge, declarado patrimonio de la humanidad por la Unesco en 1986. Gastronomía internacional, galerías de arte, museos, sitios emblemáticos, centros de negocios, palacios, elegantes tiendas y teatros hacen de Londres una ciudad ideal para viajeros ejecutivos, familias y parejas que buscan más que una simple excursión. Su encanto, tradición, temple 

Más sobre: