vinos

“El Camino del Vino” reunió a más de 60 bodegas internacionales en una misma noche

La feria, organizada por Florida Bebidas, se llevó a cabo en el Hotel Costa Rica Marriott

A lo largo de los años, el vino se ha encargado de reunir a las personas alrededor de las mesas para acompañar diversos platillos como entremés, ensaladas, antipastos, platos fuertes y hasta postres. Para cada momento y para gustos diversos, existe un vino, ya sea antes, durante o después de una gran comida. Cada uno con características propias de acuerdo a la región del mundo en la que se cosecha el fruto, el tipo de uva que se utiliza, el proceso de añejamiento, el tiempo que se tiene en barrica, el país de origen y el año de la cosecha. En general, existen muchos factores que hacen que cada vino sea único.

vi

Hace pocos días disfruté de la feria “El Camino del Vino”. Un recorrido por  62 bodegas del mundo, donde mostraron sus mejores y más particulares bebidas. La noche estuvo cargada de gastronomía, música y por supuesto, la oferta vinícola de los países más reconocidos en esta industria, como Chile, España, Estados Unidos, Argentina, Francia, Alemania, Sudáfrica, entre otros. Los expositores explicaron con detalle datos interesantes sobre las mezclas de uvas, los mejores frutos de la cosecha, técnicas novedosas de añejamiento y las nuevas tendencias en vinos.

vin

El evento reunió a enólogos, sumilleres, chefs, aficionados y en general, a amantes de esta milenaria bebida, que no solo transforma una experiencia gastronómica en algo fantástico, sino que también alegra el corazón y dibuja sonrisas en quienes la disfrutan. Una cita que sirvió para conocer a profundidad del vino, evacuar dudas con los expertos, conocer la oferta actual en el mercado costarricense, enterarse de  las nuevas tendencias de lo que está por venir y por supuesto, tener el privilegio de probar vinos todo el mundo. ¡Fue la ocasión perfecta para disfrutar plenamente de la pasión por el vino!

v

La organización se encargó de presentar platillos típicos de los diferentes países que se hicieron presentes en la feria. No solo deleitamos un champagne, sino que lo pudimos acompañar de una deliciosa crepa y bocadillos de espinaca con ricota, para sentirnos como en Francia. Las tradicionales tapas y croquetas no podían faltar, pues resultaron ideales para maridar un delicioso vino español y ni qué decir de unos bocadillos caprese con los que acompañamos la gran variedad de vinos Italianos. Quienes asistimos, logramos trasladarnos, en una noche, a las diferentes regiones del mundo.

Más sobre: