2

Casillero del Diablo, una leyenda que nació hace más de 100 años y aún sigue viva

La famosa casa de vinos organizó una cata para conocer más de esta milenaria bebida

by Daniel Mora

Con presencia en más de 135 países y con una leyenda de más de cien años, Casillero del Diablo se encargó de darnos una espectacular noche, cargada de mucho vino chileno y gastronomía del mundo. La sommellier responsable de amenizar la actividad, Linda Meléndez, explicó los pasos básicos de una cata, la que involucra no solo el sentido del gusto, sino también la vista y el olfato. Lo primero que se debe hacer es observar el vino: color, transparencia y agitarlo un poco en la copa para determinar su densidad. Con la nariz podemos deleitar su aroma: frutos rojos, cítricos, ciruela, vainilla, pimienta, todas esas características específicas de cada tipo de vino. Finalmente, el gusto, con esto se completa la experiencia: un sorbo de vino, con un poco de aire, el cual se mueve a través de toda la boca para involucrar todas las papilas gustativas y que sean éstas quienes decidan las notas finales.

3

Una vez degustado el vino, fue el momento para el maridaje. El maridaje, como muchos otros temas relacionados con esta bebida milenaria, es arte, por lo que está abierto a que cualquier persona pueda experimentarlo. Solo existen algunas reglas básicas que pueden orientar a los que apenas se inician en este mundo: vinos complejos maridan con sabores complejos, lo demás es pura creatividad.

1

Al final lo que se busca es que después de cada sorbo de vino, el platillo sepa tan delicioso como la primera vez que se prueba, el vino se ha encargado de limpiar el paladar, para que esté listo para el siguiente bocado. Un ceviche de corvina y mango, combinado con un vino blanco joven, seductor y fresco, de principio a fin, con una personalidad ligera y envolvente que proporciona una expresividad inigualable, de la línea “Devil´s Collection” de Casillero del Diablo, así fue la primera experiencia de la cata. Un Carmenere, Casillero del Diablo Reserva, con notas a ciruelas negras y especias, enmarcadas generosamente por el roble americano tostado, junto a una suave y buena estructura, fue el acompañamiento perfecto de una empanada al estilo chileno.

El plato fuerte de la noche, un trozo de carne de cerdo, cocida a la perfección por 17 horas y servido con una salsa de chocolate se hizo acompañar de un Cabernet Sauvignon, Casillero del Diablo Reserva Privada 2015. Un vino que ha permanecido en barricas de roble francés, consiguiendo una mayor complejidad y concentración en botella, lo que resulta en un vino con estructura y firmeza, pero a la vez presenta taninos suaves y elegantes; equilibra muy bien la fruta con los aportes de la madera, manteniendo una acidez vibrante, la cual es acompañada por un final largo y persistente.

2

Conocimos también algunos detalles importantes sobre vinos, por ejemplo, una vez abierto, no debe almacenarse por más de 24 horas y si va a ser así, debe hacerse en el refrigerador o un espacio de temperatura controlada y la botella debe estar tapada para evitar que el vino se oxide al contacto con el oxígeno; el corcho que se le quitó a la botella funciona muy bien si no se cuenta con un accesorio especializado para tapar botellas. Otro dato importante es que la cocina no es el lugar ideal para guardar los vinos, estos deben encontrarse en un lugar oscuro y fresco. No cabe duda que el portafolio de Casillero del Diablo alcanza para todos los paladares si de vino se trata y cien años después sigue sorprendiendo a fanáticos y expertos. 

Más sobre: