t

Aimée Joaristi, la amante del arte que nació en Cuba y salió a conquistar el mundo habla con ¡HOLA! sobre su aventura

Nació en Cuba, pasó sus mejores momentos de niñez en España y ahora vive parcialmente en las maravillosas montañas de San Antonio de Escazú

Sus obras son un espectáculo para el ojo humano, su pasión por las artes inició desde siempre. “Tengo dibujos de personajes históricos de España que los hice cuando tenía alrededor de 4 años”, nos comenta.

Su nombre tiene un peso importante en el mundo, su trabajo se exhibe con frecuencia en las mejores galerías de Londres y Madrid. Es una mujer seria, sencilla y astuta, pero con una determinación muy fuerte.

foto14 copia

 ¡HOLA! ingresó a su estudio, un refugio sobrio, donde su imaginación da vida a increíbles obras de arte. En una faceta muy relajada, doña Aimée nos cuenta su historia, sus pasiones y su visión de los acontecimientos que convulsionan al mundo.

De padres cubanos, pero de origen español, llegaron a Costa Rica al inicio de la Revolución, sin embargo no se establecieron en Costa Rica. Se mudaron a Madrid donde Doña Aimée paso su infancia y adolescencia y donde estudio su carrera profesional, Interiorismo. Después de la muerte de su padre vuelve a Costa Rica y se establece por dos años en suelo tico, Donde conoce a quien sería su esposo, Fabio pacheco.

hola23

Para Doña Aimée es difícil dar una fecha o una edad especifica del momento en el que se empezó a interesar por la pintura, ya que para ella el arte siempre ha estado ahí, desde niña incluso cuenta las travesuras que hacía en la escuela junto con sus compañeros: “Desde que tengo memoria empecé a pintar en Madrid. Tengo dibujos de personajes históricos de España que los hice cuando tenía alrededor de 4 años. De niña siempre fui una mala estudiante, entonces cambiaba con mis compañeros las tareas de matemáticas por las de dibujo” comenta doña Aimée. Aunque nunca estudio pintura formalmente ya que sus padres la impulsaron a dedicarse a una carrera que le brindara más económicamente, Aimée siempre supo lo que quería realmente y no se dio por vencida con su sueño y siguió con su pasión hasta el día de hoy.

foto12

 “Como yo me crié en una España, donde la pintura era dominada por la protesta, los colores que dominaban eran el blanco, negro y rojo. Cuando vine a Costa Rica lo primero que se me vino a la cabeza fue el desborde de color en cada rincón”. Contó doña Aimée. Siempre recordando sus raíces para esta artista el mar significa mucho, al ser de la Habana y vivir actualmente en Costa Rica, le encanta recorrer las playas como Santa Teresa y bahía Ballena, y así recordar sus tierras.

En sus obras siempre trata de dar un mensaje, aunque ella misma dice que la mayoría de sus pinturas contienen un poco de sarcasmo. 

foto17

“Este es un cuadro muy significativo para mí, porque fue días antes de que mi padre muriera. Mi hija vino básicamente a verlo por última vez. Lo nombré el teatro de la vida, tiene alegría, tristeza.” dijo con un tono triste en su voz.

Doña Aimée se caracteriza por ser una mujer decidida y clara en lo que le gusta y lo que no. Siempre va directo al grano y no le gusta andar con rodeos, lo cual ha hecho que la gente choque con su carácter en algunas ocasiones. Cuando se le preguntó que le ha dejado la pintura Doña Aimée contestó con firmeza, que la pintura le ha dejado soledad, pero de la buena, cuenta que la ha llevado a un mundo muy interesante e intimo, el cual disfruta muchísimo.

Más sobre: