t

Costa Rica

Los nuevos rostros del talento: Una generación que llegó para quedarse

Conversamos con las estrellas que conquistan los escenarios, el mundo digital y el deporte

by Mauricio Monge
VER GALERÍA

 Entramos al mundo de Estefanía Acuña, una de las tops bloggers del país, Ale Fernández, el músico y compositor que hizo vibrar las estaciones de radio, Oscar Gutiérrez, el coreógrafo de Hip Hop que sueña con Hollywood, Juan Carlos Alvarado, el piloto estrella de las carreras de autos, Silvia Baltodano, la joven actriz preparada en Londres que dio vida a María de West Side Story, el primer musical de Broadway que se presentó en el país y María González, la ex presentadora de televisión.

 Estefanía Acuña

VER GALERÍA

Estefanía es una pionera en el mundo de los blogs de Costa Rica. Su página personal es seguida por más de 25 mil personas interesadas por las tendencias, la moda y la industria de los textiles.

 Con 29 años, es diseñadora de profesión, aunque por el momento está de lleno en el tema digital, viaja constantemente a las semanas de la moda y su experiencia en el campo, la llevó a convertirse en una líder de opinión juvenil.

Yo estudié diseño de moda en la Universidad Creativa, cuando terminé, empecé una marca de ropa que se llama Verde Olivo. Al principio la vendía por Facebook, justo cuando estaba tomando fuerza el tema de las redes sociales acá”, comenta la diseñadora.

 Aunque ha escuchado comentarios de que su ropa es para modelos y no para chicas normales, ella está convencida de que con sus piezas se pueden variar para conseguir outfits súper distintos: “Para demostrarles mi teoría, agarré todos mis vestidos y le dije a mi novio que me tomara fotos. Quería hacerles ver que una chica normal de 1.60 podía lucir como una diva y sin gastar mucho dinero. ¡Y así empecé!”

Con su marca, el mejor consejo que puede dar está en la innovación, y el apoyo que ha recibido de parte de otros bloggers de la región, que la acompañan en los fashions weeks de sus países:

 “Yo no busco hacer de mi nombre una celebridad. Mi trabajo es asesorar y dar guías para que las mujeres se sientan lindas y estén siempre a la moda. Mi mayor satisfacción es que la gente aplique todos esos consejos”, afirma.

Juan Carlos Alvarado

VER GALERÍA

La adrenalina recorre sus venas. Desde niño, ha desafiado la velocidad en pistas y campeonatos oficiales. Hoy se perfila como uno de los mejores corredores en la categoría CTCC con tan solo 25 años.  

“A los 12 años empecé con el kartismo junto a mis primos. Iniciamos en categorías de karts pequeños y de ahí fuimos subiendo hasta los 16 años, que dimos el paso al automovilismo” recuerda el joven piloto en sus tiempos en La Guácima.

 Sus pasos han pasado por el rally, en competencias en el Parque Viva donde logró un fichaje con Suzuki. Ahora compite en la CTCC. (Campeonato de Carros de Turismo de Costa Rica)

 Básicamente es por medio del apoyo de las agencias, uno no puede entrar a correr así de sencillo. Tiene que haber un fichaje o una negociación. Son carros muy parecidos a los normales, solamente con ciertos ajustes como la presión de las llantas o los compensadores.”, cuenta.

Dentro de sus experiencias, en Estados Unidos ha tenido la oportunidad de competir, en un ritmo que asegura es muy diferente al de Costa Rica:

Las carreras allá ya no eran de 10 contrincantes, sino 34, un ambiente completamente distinto al que estaba acostumbrado. En una salida recuerdo que me volqué y salí volando, a tal magnitud, que salí en la portada de una revista porque fue un choque grandísimo. Afortunadamente salí caminando”, recuerda.

Dentro de sus metas está correr en campeonatos en Estados Unidos y Europa, y participar en el Daytona.

Silvia Baltodano

VER GALERÍA

A sus 27 años, es una mujer decidida, tenaz y emprendedora. Luego de estudiar artes dramáticas en el Reino Unido, la cuna del teatro, regresó al país y fundó la empresa Luciérnaga Producciones, con el fin de producir espectáculos de primer mundo en el país.

Empecé bailando ballet, desde que tenía tres años. Siempre me ha gustado estar en los escenarios, ¡en ellos me siento feliz! En el colegio siempre participaba en las obras de teatro, siempre me llamaron mucho la atención.”, asegura la joven, que estudió por un tiempo Comunicación en la UCR.

 A sus 20 años aplicó para una audición en una academia canadiense y después de ganar se fue un año a estudiar. Cuando regresó, su siguiente destino fue el Royal Center School of Speech and Drama: “Fueron tres maravillosos años de aprendizaje en Londres. Estando allá participé en las Olimpiadas del 2012 y canté en los Olivier Awards”.

 Su iniciativa buscó crear espacios para organizar y planificar espectáculos musicales, y generar oportunidades de empleo tanto para ella como para otro tipo de artistas. Así nació Luciérnaga Producciones.

 “Es muy interesante. Una vez me reuní con el Director del Centro Nacional de la Música, y él me comentó su interés por hacer un musical de grandes dimensiones en Costa Rica, le comenté de la idea de West Side Story le pareció increíble.”, afirma.

 Sabe que le hacen falta muchísimos sueños por cumplir, pero asegura que la  pasión del teatro es indescriptible: “En Luciérnaga nos encantaría producir cosas más elaboradas y no solo musicales. Hay muchas ideas y también muchas ganas de salir adelante. Yo creo que es posible lograrlo, quiero hacer tele, cantar y hasta un concierto al estilo Broadway.”

Ale Fernández

VER GALERÍA

 Su música conquistó a una generación de jóvenes por varios años. Las líricas y melodías han acompañado a Ale Fernández durante toda su vida, tomó clases en Estados Unidos y decidió regresar para formar su propia carrera como solista.

 Después de estudiar en Miami, en el 2010 regresó a Costa Rica a montar un estudio de grabación en su casa y fue ahí donde empezó mi carrera, con su banda que conformó en el 2011: “Un año después conozco a un manager mexicano interesado en promocionar mi carrera en tierras aztecas. Sin pensarlo mucho, nos fuimos en septiembre a una gira pequeña de dos semanas”.

 Su paso por medios, revistas, emisoras y programas de televisión, empezaron a crear en él un sentimiento de que el mundo de la música comercial no era su camino: “En el proceso mi manager me pedía escribir 30 canciones, yo con gusto las hacía con el alma y corazón, pero me las rechazaba, me decía que tenía que ser algo más light. Ahí me di cuenta de la realidad de los artistas pop. Muchas veces no es lo que uno quiere, sino lo que la disquera quiere” asegura.

 Una señal de Dios, como él mismo lo afirma, hizo que la decisión final fuera irremediable:

“Justo dos noches antes de retomar una gira grande, sentía en mi corazón que no debía ir. Y bueno, literalmente se me cerraron las puertas. El manager me escribió un correo electrónico un día antes para decirme que no me fuera todavía, que había algunos asuntos con presupuestos que todavía no estaban definidos. Ahí fue donde tomé la decisión radical de decir “se acabó esto”. Me quedé en Costa Rica componiendo canciones libremente, sin presiones”.

 Ahora siente que rompió un molde. Produce para bandas extranjeras, y no niega la posibilidad de volver a lanzar un disco: “Creo que quiero producir, trabajar con bandas, hacer música para anuncios y películas. Mi filosofía ahora es sacarle el jugo a la vida hasta donde se pueda.”

 María González

VER GALERÍA

 ¿Quién no recuerda su rostro dulce e inocente en el programa infantil RG Elementos? Desde muy niña, María incursionó en el mundo de la televisión como conductora, y reportera. Y ahora, unos cuantos años después, la carismática y bella joven regresa al mundo del espectáculo con más fuerza y madurez.

 Su salto a las pasarelas llamó la atención de los medios y hoy se perfila como una hermosa modelo con mucho camino por delante. Está decidida a volver a las cámaras pronto eso sí, como toda una profesional de la comunicación.

 “Han pasado muchos años en los que he madurado, he tenido un montón de experiencias con las cuales he crecido y errores de los que he aprendido. Sigo conservando la humildad de esa niña, pero ahora con más colmillo. Soy una mujer hecha y derecha, que se sabe defender. Estoy muy alerta a que todo se maneje de la manera correcta y que nadie vaya a hacerme alguna jugada”, afirma la joven.

 Su sueño de volver a la televisión se concretó con una pasantía en Teletica Deportes donde ha comenzado a adquirir experiencia en ese campo: “Me gustaría ser como Adriana Durán, una periodista fenomenal, con experiencia, la admiro mucho y quiero seguir su camino”, afirma.

 De sus planes, quiere enfocarse en sus estudios para seguir con la licenciatura: “Quiero terminar los bloques para empezar con la especialidad en deportes. Tengo otros proyectos de modelaje que pienso mantener ahí en paralelo también, ya veremos.”

Oscar Gutiérrez

VER GALERÍA

 Óscar, de 22 años, trae el ritmo en la sangre, su pasión se refleja en los escenarios, presentaciones y estudios. Conocer la industria en Hollywood fue determinante para su carrera, aunque está concentrado en brindar clases de baile en el país, su sueño es regresar a California y codearse con los coreógrafos de las estrellas.

 “Es algo que comenzó desde muy pequeño. A los 17 años decidí hacerlo profesionalmente, me metí a una academia y tuve la oportunidad de entrenar con MariPili Araya e Iran Castillo por tres años y medio. Irán me invitó a Los Ángeles, California, y la verdad me encantó. Tomamos clases en estudios famosos de Hollywood y el aprendizaje fue increíble.”, cuenta el coreógrafo.

 Aunque ahora  se especializa en Hip Hop, confiesa que en un inicio quería hacer Breakdance: “Lo que pasa es que eso requiere muchas acrobacias y no era tan bueno. Me preguntaron que por qué no probaba suerte con el género Hip Hop y lo hice, fue un click de inmediato”.

Ha trabajado como acróbata de Warner Bros Music. Ahora se dedica a viajar para buscar alguna oportunidad: “Me encantaría establecerme allá y llegar a ser el coreógrafo de los famosos. Ese es mi proyecto para los próximos tres o cuatro años. Después pienso en formar mi propia compañía de baile.”, afirma Óscar.

 Amante de la edición de video, iluminación y cámaras, su filosofía de vida es  “Mantenerse firme y seguir adelante”. “Es algo que me decía mi abuelo cuando yo me sentía mal, y es algo que significa mucho para mí. Lo aplico siempre que me siento desmotivado y triste. 

Más sobre: