t

Nicaragua

Guillermo Jacoby nos abre las puertas de su corazón, su niñez y de su vida

by Fátima Arellano

Creció en un bello lugar llamado Santa María de Ostuma, en Matagalpa. En su natal ciudad, aprendió a andar a caballo, a apreciar la naturaleza. A los tres años, ya sabía leer y escribir, y a los cinco años, se mudó junto con su mamá y hermanos a Managua.

A los 11, la noticia de que su madre iba a morir lo marcó para siempre: “Crecí sabiendo que mi mamá se iba a morir”. Ella batalló 13 años; falleció un día después del cumpleaños de Guillermo” En Costa Rica consiguió un empleo desde 1982 hasta 1986. En 1983 se casó, siete meses después de la muerte de mi mamá. Esa es la historia de Guillermo.

z

-¿Cómo conoció a Marina?

La conocí en 1975 en una fiesta de 15 años aquí en Nicaragua. Ocho años después nos reencontramos en Costa Rica y decidimos casarnos.  Ya con mis tres hijos: Guillermo, Diana y Edgar, en 1990 el USAID me ofrece trabajo. El primer cableado estructurado, por ejemplo, lo instalé yo, así como la primera conexión a internet privada en Nicaragua.

-Ya aquí en Nicaragua nace Marina. ¿Por qué dice que su nacimiento es un milagro?

En 1992 decidí estudiar en el INCAE un MBA que finalicé en 1994 con honores. Saliendo de la maestría, mi esposa quedó embarazada de Marinita, quien nació bajo condiciones bien peculiares porque mi esposa ya se había operado para no tener más hijos.

-¿Qué significa la agricultura para usted?

Es un hobby, porque mi principal función es ser consultor, de eso vivo. Es un hobby que me encanta, que me permite regresar a mis raíces, disfrutar de un clima maravilloso, conversar con las personas que conozco, y con el mismo acento, porque soy de allá, soy como ellos.

z

-¿Cómo considera que ha educado a sus hijos?

¡Bien! Guillermo es arquitecto y tiene novia, está formal con ella. Diana es administradora de empresas, tiene un postgrado en diseño gráfico y está casada. Hace poco nos dijo que está embarazada, una noticia que recibí con mucha alegría porque dicen que ser abuelo es alegrísimo y sé que seré un abuelo alcahueta. Edgard es ingeniero en sistemas, trabaja con una empresa multinacional como auditor en el área de sistemas. Marinita es la Miss Nicaragua y tiene 20 años.

-¿Qué tipo de papá es Guillermo Jacoby?

Un padre incondicional, que siempre les ha apoyado en sus decisiones, un padre que quiere lo mejor para sus hijos. Tenemos un grupo en WhatsApp. Ahí nos compartimos de todo. Yo me comunico muy bien con todos, soy un buen amigo de mis hijos

z

-¿Ha sido amigo también para muchos alumnos, así como para sus hijos?

Mis alumnos me quieren, me respetan y me tratan como a un amigo. Me encanta impartir clases porque cuando me reúno con ellos es para que todos aprendamos. La enseñanza es lo rico de la educación. 

Más sobre: