-t

De esta manera la guatemalteca Andrea Gálvez nos demuestra que los sueños se hacen realidad

“Cuando te caes, te levantas, y lo haces doblemente fuerte. El rencor y el orgullo no te dejan vivir, pero los buenos recuerdos sí”

by ¡HOLA! América Central

Andrea Gálvez es una modelo de 27 años, orgullosa de ser madre soltera de dos niños, que va conquistando cada una de sus metas con pasión, positivismo y valentía. Inconfundible gracias a su sonrisa honesta y su look irresistible, la guatemalteca comenzó a ganar reconocimiento cuando aceptó oportunidades para modelar ropa de diseñadores nacionales, ser imagen de salones y portada de revistas femeninas locales. Ahora, es una de las figuras más cotizadas en el medio, con una proyección internacional. 

¡HOLA! te lleva a conocer más de la vida de esta despampanante mujer, a través del siguiente extracto de la entrevista que puedes adquirir en su versión completa durante este mes.

-z

Muchos dicen que eres una modelo nata, ¿tú qué opinas al respecto?

Profesionalmente, llevo en esto poco más de un año y medio, pero llevaba soñándolo desde que tenía 15 años. Sin embargo, no me había atrevido a hacerlo porque no sabía qué iba a decir la gente o me sentía insegura sobre si podía ganarme la vida con esto y después tuve a mis hijos. No obstante, llegó un momento en el que dije: “that’s it!”, voy a ver qué hago para sentirme bien”.

¿En dónde encontraste fuerza para lanzarte al agua?

Ciertas personas especiales en mi vida me han dicho que uno tiene que hacer lo que realmente te gusta. Si te apasiona y lo trabajas con amor, pues tienes el resto de tu vida para alcanzarlo. Y así lo hice.

-2z

¿En quién te apoyas cuando necesitas una mano?

Gracias a Dios tengo una familia que me acompaña en cada paso que doy. Mi mamá por ejemplo, quedó viuda cuando yo tenía 9 años, así que se quedó sola con 3 niños, pero nunca se rindió. Hoy en día sigue parada, luchando por vernos bien, feliz con nosotros y con sus nietos. Mi hermana, también es mamá de dos y es experta en saber cuando algo me está pasando; es mi segunda voz, una gran consejera. Mi hermano, aunque vive fuera de Guatemala, siempre está pendiente de mí también, apoyándome y queriéndome ver triunfar. Ellos han sido mi luz y guía para seguir adelante

-1z

UN CAMINO DE AMORES Y APRENDIZAJES

¿Has internalizado estas experiencias amorosas?

Sí y siempre trato de sacarle lo positivo a mis relaciones. El segundo novio que tuve, por ejemplo, me enseñó que los amigos se cuentan con los dedos y que no se puede confiar en cualquiera. Luego tuve otro amor, que fue lo mejor que me pudo haber pasado, a pesar de que nunca lo tuve en mis brazos como lo hubiera querido. Me hizo sentir el amor como verdaderamente es, me devolvió mi sonrisa, alegría y mi forma de ser.

Si tuvieras que resumir en un pensamiento el aprendizaje que has adquirido con todas estas experiencias, ¿cómo lo expresarías?

Aprendí que cuando te caes, te levantas, y lo haces doblemente fuerte. El rencor y el orgullo no te dejan vivir, pero los buenos recuerdos sí.

Más sobre: