-t

Una mujer valiente que le gana la batalla al cáncer

“Fue muy duro. Como mujer, verme sin un seno, fue impactante. Como esposa era difícil porque tenía pena y miedo de que mi esposo me viera incompleta”

by Joshy Castillo

Cinco operaciones en un año marcaron los últimos dos años en la vida de Cassandra Villarreal. Su vida ya no es la misma.  Con apenas 32 años, Cassandra se enfrentó a lo que muchas mujeres tememos: el cáncer. Recién casada e iniciando un embarazo, recibió la peor noticia que una persona puede recibir: la prueba (biopsia) resulto positiva para cáncer de tipo Carcinoma Ductal invasivo hormono-dependiente.

¡HOLA! conversó con Cassandra en una charla amplia y abierta de cómo enfrentó esta prueba de vida y cómo sobrevivió a la experiencia de esta terrible enfermedad a tan corta edad. 

-2z

¿Cómo descubriste el cáncer?

Mi esposo Pablo y yo teníamos dos años de casado y dos meses de embarazo cuando una noche me sentí una pelotita. Voy al médico y me dicen que me van a hacer un ultrasonido. La forma y el color hacen que el doctor sospeche y me hacen una biopsia completa. El resultado es positivo: cáncer invasivo hormono-dependiente. Estaba en los ductos de la mama y alimentado por las hormonas.

¿Hay antecedentes en tu familia de cáncer, en algún momento pensaste que te podía dar cáncer?

Por la familia de mi papá hay antecedentes. La mamá de mi papá tuvo cáncer, mi abuela y dos de sus hermanas tuvieron cáncer, y una sobrina de mi abuela murió por una metástasis, por no vérselo a tiempo. Había pláticas sobre el cáncer, pero nunca pensé en él, éramos inconscientes. 

-z

¿Qué pasó por tu mente cuando te dan la noticia del cáncer?

La noticia del cáncer me la dio mi papá que es doctor, él habló con el patólogo. Mi esposo estaba fuera del país. Mi padre me dice que es nivel 7 en una escala del 1 al 10. Sentí que el piso se me fue. Llamé por teléfono a mi esposo porque pensé que debía saberlo inmediatamente como familia que somos.

Cuándo deciden operar para extraer el tumor un 23 de octubre de 2014, ¿qué pasa con el bebé?

Tuve dos opciones: abortar para poderme tratar a mí, la opción más común, y la segunda,  no tratarme hasta que el niño naciera. Esta opción era muy peligrosa porque cada día contaba, cuando él naciera iba a ser muy tarde para mí. Mi esposo y yo estuvimos claros que abortar es matar, teníamos un hijo que estaba abrazándose a la vida, y decidimos que no íbamos a abortar. 

-1z

En ese caso, ¿qué pasó con el cáncer?

Investigamos y encontramos un doctor en Guatemala que hace quimios menos invasivas para no afectar al bebé: 10 quimios, seis que no afecten al bebé y cuatro restantes después que naciera el bebe. En Nicaragua hay una ley en el país que prohíbe administrar quimios a mujeres embarazadas de siete meses o menos.

En la edición impresa de ¡HOLA! Cassandra cuenta como fue la dura experiencia de llevar un embarazo mientra batallaba contra el cáncer, también narra el nacimiento de su hijo y los últimos dolores que tuvo que pasar gracias a esta terrible enfermedad. No se pierda esta inspiradora entrevista completa en la edición impresa de nuestra revista. 

Más sobre: