t

Susana Ibarra, la piloto salvadoreña que hace volar sus sueños

“Con mucha humildad expreso que me siento muy satisfecha y orgullosa de ser pionera en la aviación comercial volando en una aerolínea, este es un incentivo para nuevas generaciones femeninas que quieran atreverse a seguir esta carrera”

by Esther Requeno

Una joven que a sus 31 años ha cumplido metas y sueños que se forjó desde niña con mucha fe en Dios. Dentro de esas metas está el de ser piloto, y es como ahora Susana Ibarra disfruta viajar por el mundo, conocer diferentes culturas y personas.

5

Es la mayor de cuatro hermanas, son sus mejores amigas a quienes admira mucho. Su madre es su mentora en la vida, una guía y a quien admira profundamente. En general el apoyo de su familia siempre lo ha tenido en su vida, compartir tiempo de calidad con ellos y escuchar los consejos, es como ha llevado a Susana a crecer como mujer y profesional.

 -¡La primera mujer piloto salvadoreña! ¿Cómo lo logró?

Mi interés por la aviación nació cuando en mi infancia asistía a los show aéreos en los cuales todas las acrobacias eran impactantes para mí. Luego tuve la oportunidad de trabajar como tripulante de cabina, ahí aprendí muchas cosas de la aviación comercial, y quise emprender este reto de convertirme en Piloto Comercial.   En el año 2007 decidí tomar mis clases y obtener mis licencias y habilitaciones en la Escuela de Aviación Dárdano en Ilopango.

4

-¿Qué es lo que más le apasiona de volar?

Volar para mi es una bendición, es un sueño cumplido el poder despegar y aterrizar un avión lleno de pasajeros. Me apasiona la adrenalina, la velocidad, la tecnología de los aviones hoy en día, la  sensación de satisfacción de saber que contribuyo a conectar familias que por la distancia y otras razones han dejado de verse por mucho tiempo.

-A pesar que se tenga el paradigma de que existan sólo hombres pilotos, ¿qué se siente ser la primera mujer piloto de El Salvador y cambiar totalmente ese paradigma?

Es un sentimiento ambiguo, ya que así como me siento muy feliz y realizada, y puede verse como algo que es admirable, también conlleva una gran responsabilidad, mucho esfuerzo, estudio constante y disciplina.

Con mucha humildad expreso que me siento muy satisfecha y orgullosa de ser  pionera en la aviación comercial volando en una aerolínea, este es un incentivo para nuevas generaciones femeninas que quieran atreverse a seguir esta carrera haciéndoles saber que está llena de muchas satisfacciones y, a la vez,  de muchos obstáculos y sacrificios.

3

-¿Cómo cambió su vida el convertirse en piloto?

Fueron muy radicales en muchos sentidos, ya que en mi caso para convertirme en piloto tuve que tomar decisiones, como por ejemplo, la de separarme de mi familia y estar sola la mayoría del tiempo, y convivir  en un ambiente completamente masculino; así también a  aprender a desenvolverme y ganarme el respeto y admiración de ese gremio.

Otros cambios que tuve que hacer para perseguir mis sueños, fue el de tener que vivir y trabajar en otro país por varios años, interrumpiendo mis hábitos de sueño y adaptarme a horarios de vuelo que el trabajo demandaba, siempre consiente que estos cambios me servirían para una superación en todo sentido a futuro.

Son cambios que los he aceptado con mucho optimismo, ya que soy una mujer que se adapta a los cambios para mi superación y crecimiento profesional.

 2

-¿Alguna rutina personal que no debe faltar antes de iniciar un vuelo?

Siempre oro en silencio antes de iniciar un vuelo, chequeo mis documentos requeridos y la preparación de mi vuelo.

 -¿Siente que pasa más tiempo en el cielo que en la tierra?

Es lo que más me encantaría, pasar más tiempo en el cielo…

-De todos los lugares o países que ha visitado, ¿alguno se convierte en su destino preferido?

He conocido y visitado muchos países bellos en diferentes partes del mundo, pero pienso que aún me faltan muchos más que conocer para poder decidir cuál será mi destino favorito.

1

 ¿Qué más busca como piloto Susana Ibarra?

En este momento de mi vida estoy cumpliendo una meta más y es ser contratada en una aerolínea internacional del medio oriente, seré la tercera mujer contratada por esa aerolínea, tendré la oportunidad de realizar vuelos más largos, ganar más horas de vuelo, conocer diferentes culturas y tener muchos más destinos en todo el mundo.

Más sobre: