t

Harry y William envuelven 20 años de recuerdos y sentimientos por la ausencia de Lady Di

Para ambos príncipes el no tener a su madre se limita a “Aprender a lidiar con ello”

by Ana Quirós

Ya 20 años han pasado desde que el destino les arrebató a esta familia una de las figuras de la corona inglesa más icónicas y queridas por el pueblo. Diana de Gales es recordada no solo por la comunidad del Reino Unido como una figura humilde, cariñosa y con un alma pura sino también como una madre que velaba por alcanzar la felicidad con sus hijos en cada pequeño momento juntos. Sin embargo, nada evitó que un terrible accidente automovilístico en el Puente del Alma en Paris, pusiera el fin Lady Di.

3

Desde ese momento, la vida del joven William de 15 años y Harry de 13 años cambió drásticamente.

Para el hijo menor de Diana, lidiar con el fallecimiento de su madre se volvió un “caos total”, es así como lo confiesa en una entrevista de The Telegraph. Además aseguró que pasó años intentado ignorar las emociones posteriores a la muerte de su madre. "Mi forma de lidiar con esto era meter la cabeza en la arena, negándome a pensar en mi madre porque pensaba: ¿En qué me puede ayudar? Esto solo me va a poner triste. No va a traerla de vuelta", expresó. Y fue hasta que tenía 28 años que oficialmente buscó ayuda profesional.

5

Por otro lado, William quien también compartió junto a su hermano el mismo duelo y tristeza confesó en una entrevista a la BBC el inmenso dolor que la ausencia de su mamá le ha causado y le replica cada que ve a sus dos hijos, y como estos jamás llegarán a conocer a su abuela materna. “La gente dice que la conmoción no puede durar tanto, pero lo hace, nunca lo superas. Es un momento tan increíblemente grande en tu vida, que nunca te abandona, simplemente aprendes a lidiar con ello", comentó.

4

En el aniversario de este año, los príncipes han deseado honrar la memoria de su madre con una estatua en los jardines públicos del palacio de Kensignton. Un tributo que fue aprobado por la Reina Isabel II.

Durante un comunicado oficial emitido por el palacio, Harry y William explican el sentimiento y el amor que reuniría este bello gesto. "Nuestra madre tocó muchas vidas. Esperamos que la estatua ayude a que todos aquellos que visitan el palacio de Kensington reflexionen sobre su vida y su legado".

Más sobre: