t

La artista panameña Andrea Arias nos lleva a su taller de pintura para retratarnos su yo interior

Por estos días la galería de arte Mateo Sariel se viste “Batallas del Ser”, exposición presentada por la pintora panameña Andrea Arias.

by Elizabeth Cantú Macías

Se dice que la pintura es una de las expresiones del alma. Esta es una verdad absoluta para Andrea Arias, quien se ha tomado muy en serio el tema, dedicando intensas horas de trabajo para que su colección “Batallas del Ser”, refleje lo que guarda desde las profundidades de su ser.

Su obra maestra, descubre la interioridad y el ego.  “La construcción de la persona única, alucinante y vulnerable, escondida en el subconsciente, para protegerse de los rechazos del mundo exterior”, comparte con Hola Panamá.

_MG_6044

Un temor que surgió en noviembre de 2014, luego del deceso de su querido hermano Pepe, cuyo dolor le produjo encuentros desafortunados, que con el tiempo le sirvió para conocerse, aceptarse y dejar sus miedos expresados a través de la pintura.

Así, su taller se transformó en un atelier, una pasarela, un set divertido y controvertido, ya que para lograr su objetivo, cada pintura escenificaba un personaje diferente, que se revelaba sin miedo en cada color y en cada trazo sobre las canvas.

Después de muchos meses de intenso trabajo, la bipolaridad artística quedó plasmada en una hermosa colección de emociones, sentimientos y verdades ocultas que decidió exponer bajo el título de “Batallas del Ser”.

_MG_6058

La exposición consta de 13 cuadros, que contrastan con sus matices azules, lilas y rosados para expresar nostalgias, tristezas y la verdad oculta interior. Además realizó combinaciones de sombras y luces con negros, grises y blancos para expresar los extremos y dualidades del ego, y del subconsciente.

En un recorrido por la colección se identifican acrílicos, plumillas, marcadores de pintura, goma de silicona, agua, pigmentos, tonos pasteles en canvas y lino italiano. Durante año y medio las 13 obras fueron tomando formas desarticuladas y emocionales hasta conseguir un conjunto de emociones y sentimientos.

Su obra se caracteriza por ser honesta y transparente. El mensaje  de cada cuadro siempre estará cambiando, dependiendo de lo que decida explorar en ese momento de su vida, ya que estos deben reflejar su ser y sus sentimientos. 

Más sobre: