t

Ivanka Trump y su esposo Jared Kushner podrían regresar a la Gran Manzana en cualquier momento

El yerno y la hija mayor del Presidente de los Estados Unidos estarían pensando seriamente en volver su vida habitual luego de que se dieran a conocer cuestionamientos hacia Jared Kushner

by Ana Quirós

Una vez más la familia Trump causa revuelo con sus decisiones y hechos. Esta vez ha sido la hija mayor y el yerno de Donald Trump. Según el diario New York Times, Jared Kushner ha estado charlando con algunos amigos en Nueva York, y de allí las fuentes del periódico dispararon el comentario donde Kushner piensa seriamente en dejar la política y volver a la vida que llevaba junto a su esposa y tres hijos.

1

El hecho ha tendido lugar días previos a cumplirse 6 meses de candidatura desde que los Trump llegaron a la Casa Blanca. Pero todo se ha visto derrumbado luego de que a Jared se le viera envuelto en una investigación del FBI. La búsqueda del porqué, recae sobre la intromisión del gobierno ruso en las elecciones presidenciales.

Por otra parte Ivanka, se centró en estos primeros seis meses en introducir un permiso para garantizar que la licencia maternal llegara a todas las trabajadoras estadounidenses, sin embargo alcanzar esta meta le ha sido un poco difícil de conseguir a la hija mayor del Presidente número 45.

2

Tanto Ivanka, Jared como sus tres hijos, Theodore, Joseph y Arabella regresarían a su casa en Nueva York donde han pasado los últimos años. Jared volvería a su empleo habitual, trabajando en bienes raíces. E Ivanka retomaría su antiguo puesto en la empresa que lleva su nombre.  

3

Además de esto el magnate millonario, que también aporta el peso de toda una nación en sus hombres comentó al diario Reuters, que este trabajo ha sido el más difícil en toda su carrera profesional. “Pensé que sería más fácil” comentó Trump.

El padre de Ivanka, fue el primero en admitir que la vida, el trabajo y todas las responsabilidades son mayores en Washington que en ninguna otra parte. “Yo amaba lo que solía ser mi vida”, confesó el esposo de Melania Trump, “tenía muchas cosas andando”. Donald, quien construyó un imperio, estuvo acostumbrado a una vida sin horarios, consentirse con cada capricho y ser una persona que no necesitaba ser vigilada las 24/7. 

Más sobre: