t

¿Se repetirá la historia de Eduardo VIII y Wallis Simpson, con el príncipe Harry y Meghan Markle?

La relación entre Meghan Markle y el príncipe Harry ha sido de las más mediáticas del momento

by Mariana Alfaro

Al príncipe todos lo conocemos desde pequeño, pues su vida siempre ha estado expuesta al mundo, pero Meghan, hasta hace algunos años, era una desconocida para los medios. Markle nació en California, en 1981 y sus orígenes son bastante variados, pues su padre es caucásico y su madre afroamericana, así que la actriz, desde el ceno de su familia, creció en un mundo con una diversidad cultural bastante amplia, situación que le ayudó a tener una mente más abierta sobre el mundo y hasta a conquistar a un royal guy.

1

Para recordar un poco, estos dos enamorados se conocieron en Toronto, en el 2016, por su lado, Meghan se encontraba grabando escenas de la serie en dónde es protagonista ‘Suits’, mientras que el hijo menor de Lady Di estaba en la misma ciudad para presentar los Juegos Invictus, y quién pensaría que de ahí nacería un gran amor. Sin embargo, cuando el Palacio de Kensington hizo oficial el noviazgo, como era de esperarse, surgieron miles de dudas, y la que más llamó la atención fue, ¿qué pasaría si los dos se llegan a casar? puesto que Meghan es divorciada, y por supuesto, saltó al presente la historia de Eduardo VIII, duque de Windsor y Wallis Simpson.

3

El tío de la reina Isabel II, apenas llevaba un año reinando, cuando el amor le llegó sin esperarlo, por parte de la joven Wallis Simpson. Esta mujer era divorciada dos veces y en aquellos años, era realmente caótico y alarmante ya que estaba terminantemente prohibido que algún príncipe o rey se casará de esa forma, así que Eduardo renunció a la corona para así poder contraer nupcias con Wallis sin ningún problema que incluyera a la realeza, además de ceder su lugar al padre de la actual monarca.

2

No obstante, la Familia Real Británica no debería preocuparse porque se repita la historia, ya que desde 2002, la Iglesia en Inglaterra permite que en ese recinto se puedan casar personas divorciadas, y cabe agregar que en la línea de sucesión, justo después de su hermano William y sus hijos George y Charlotte, Harry ocupa el quinto lugar, dejándolo con recortadas posibilidades para gobernar.

Más sobre: