magnate

Hugh Hefner: la vida de una leyenda

El precursor del erotismo gráfico nació en 1926

by Laura Ávila y Roberto Mena

Este miércoles el magnate Hugh Hefner dijo adiós a los 91 años, falleció por causas naturales en la famosa mansión Playboy en Beverly Hills, que fue su hogar durante los últimos años. De acuerdo a información de The Hollywood Reporter, el excéntrico magnate compró en 1992 un espacio en el cementerio junto a la icónica Marilyn Monroe, casualmente la primera conejita de PlayBoy, por lo que se presume que esta podría ser su última morada.

El precursor del erotismo gráfico nació en 1926 y fue criado en una familia religiosa, conservadora y muy estricta. Sin embargo, se dice que fue su madre quien le dio dinero para iniciar la revista más vendida en todo el mundo, aunque ella no estaba muy de acuerdo.

magnate1

La revista vio la luz en 1953 con un capital de 8 mil dólares y rápidamente se convirtió en todo un éxito. Su vida siempre giró alrededor de las mujeres…  en 1949 contrajo matrimonio con Mildred Williams, con quien procreó a sus hijos Christie y David; mientras que en 1989 a sus 63 años contrajo nupcias con Kimberley Conrad de 23 años, con quien tuvo a sus hijos Marston y Cooper.

Hefner se casó por tercera vez en 2012 con Crystal Harris, una de sus conejitas, él tenía 86 y ella 26. A pesar de que se comprometieron por primera vez en 2010, la modelo decidió romper la relación poco antes de celebrarse la boda. Pero la pareja se reconcilió y siguió adelante con sus planes, contrajeron matrimonio el día de nochevieja de 2012 en la Mansión Playboy en una ceremonia íntima con un reducido número de familiares y amigos invitados.

magnate2

El excéntrico magnate no solo disfrutó de su fortuna y de la compañía de jóvenes mujeres, también fue testigo de cómo su negocio editorial sufrió duros golpes que le generaron bajas considerables en las ventas durante los últimos años. Actualmente su fortuna asciende a los 50 millones de dólares y su época dorada indiscutiblemente fue en los años setenta, momento en que compró su jet privado y en que la revista superó los 7 millones de ejemplares en ventas.

Más sobre: