t

Fátima Cuéllar, la primera salvadoreña en clasificar en el Top 15 de Miss World

De estudiante de comunicaciones a Reina de Belleza, ella es Fátima Cuéllar. La chica que alzó el nombre de El Salvador en Miss World

by Néstor Amaya

Con una belleza incomparable, figura estilizada, elegancia nata, una sonrisa brillante y con tan solo 19 años de edad, Fátima Cuellar demostró ser una mujer integral en uno de los certámenes de belleza  más famosos alrededor del mundo. La preciosa joven salvadoreña tomó sus maletas y voló hasta la isla de Sanya, China, para poder competir junto a 40 hermosas mujeres representantes de diferentes países del mundo, en busca del tan aclamado título de Miss World 2017.

El objetivo de dicho certamen es demostrarle al mundo la belleza integral de las mujeres; para ello, cada concursante debe tener un proceso de preparación previo a la competencia, Fátima nos cuenta cuál fue el suyo: “Me preparé en deporte, en talento de gimnasia de listón. Trabajé en mi beauty with a purpose en ‘Sociedad de la alegría’ y en muchas pruebas de vestuario con Papayas Style, Jesus Alvarenga, Mónica Arguedas, Elsy Valla y Andrea Ayala. También recibí clases de baile con el coreógrafo Carlos Rauda para mi danza del mundo, al ritmo de la melodía El Carbonero".

Ser la representante de todo un país fue el mayor reto que la preciosa chica tenía; sin embargo, logró ser la primera salvadoreña en la historia de Miss World en clasificar al top 15. “Fue el momento más feliz para mí en Miss World, no encuentro las palabras para describirlo”, expresó refiriéndose al momento en que escuchó su nombre dentro de las clasificadas.

Haber representado a El Salvador en tan prestigioso evento, además de ser un sueño cumplido para Fátima, es un orgullo. Durante su año de reinado, ella planea seguir trabajando en su proyecto de belleza con propósito (Beauty with a purpose), en donde seguirá  enseñando ajedrez a más niños y jóvenes víctimas de la violencia.

Según informó, Miss World le mostró otro significado de belleza: “me enseñó que la belleza no es sólo física, sino integral y que la mejor manera de destacar es con el propósito de ayudar a los demás”. Además, incita a las jóvenes, que también sueñan con llevar una corona, a luchar por cumplirlo porque solo así pueden alcanzar cualquiera de sus metas.

“Quiero dar las gracias a El Salvador por creer en mí y por todo el apoyo que me brindaron en Miss World. El top 15 es de todo El Salvador”, concluyó.

Más sobre: