t

“Autismo” ¿Sabemos de qué se trata realmente?

La clave está en un trabajo terapéutico integral, que nos conduce a la llave del éxito

by HOLA América Central

Daniel es un niño con Autismo, significa que presenta una alteración de la interacción social, la comunicación (verbal y no verbal) y presenta un comportamiento repetitivo. Ese diagnóstico se manifiesta con un alto funcionamiento, con lenguaje (habla), va a la escuela, lee, escribe y es independiente en tareas cotidianas; como cualquier otro niño. El TEA se manifiesta diferente en todos los niños diagnosticados. Sin embargo, Daniel tiene ciertas dificultades para comunicarse e interactuar de manera apropiada. A pesar de tener un vocabulario extenso; más amplio que el de la mayoría de sus compañeros, presenta retos para poder expresar sus ideas; frustrándose con facilidad. Sus intereses, actividades, y habilidades de juego son limitadas. Le encantan los videojuegos y la ciencia, lo cual en la mayoría de las veces le impide un contacto social y relaciones con sus pares ya que no le interesan otros temas.

3

Durante actividades sociales, Daniel tiende a estar solo, no interactúa con sus compañeros. Para Daniel es muy difícil leer expresiones e intenciones sociales (no verbales principalmente) y por ende les cuesta hacer amigos o tener empatía con los demás. Le es más fácil interactuar con adultos, ya que puede conversar por mucho tiempo sobre algún tema de su interés.

Tanto en la casa como en la escuela, Daniel puede ser sumamente rutinario y estructurado. Le gusta hacer las cosas siempre en el mismo orden, que la mamá se vaya por la misma ruta, sentarse en el mismo lugar; y cuando por algún motivo algo cambia se enoja. Suele tener hábitos repetitivos que las demás personas no entienden o no comparten.

2

Su desempeño en la escuela es muy variable. Algunos días se adapta con facilidad mientras otros tiene dificultad para concentrarse y se ve abrumado (ya sea a nivel social o a nivel académico).  Idealmente, Daniel o algún otro niño con autismo de “alto funcionamiento” logra terminar sus estudios, encontrar trabajo y mantenerlo; va a depender de su evolución, el contexto y el sistema de apoyo con el que cuente a lo largo del proceso.

Daniel ha ido superando la mayoría de sus dificultades ya que desde edades muy tempranas buscó apoyo para así fortalecer algunas de las áreas que se mencionaron anteriormente que requieren de refuerzo para lograr un desarrollo óptimo según la etapa de la vida en la que se encuentre. Para ello, ha contado con un equipo terapéutico, terapia de lenguaje, terapia ocupacional, musicoterapia, talleres de habilidades sociales, entre otros.  Las terapias buscan combinar diferentes estrategias con el fin de alcanzar la mejor respuesta del niño en el ambiente. Generando espacios para que el niño pueda “aprender a aprender” y adquirir herramientas necesarias.

1

Por medio de estos apoyos ha logrado mejorar:

·         Tiempos de atención

·         Fluidez para pasar de una actividad a otra

·         Habilidades sociales

·         Desarrollo de lenguaje sencillo y concreto

·         Manejo del espacio personal

·         Respuesta al tacto y otros estímulos

·         Agresión u otro tipo de conductas

·         Interacción con niños y cuidadores

El objetivo de su familia ha sido ayudar al niño a mejorar su calidad de vida en el hogar y en la escuela por medio de una intervención integral centrada en los potenciales más allá de su diagnóstico.

Gloriana Fernández. Interapia. Colaboradora Kaizen.

Más sobre: