t

¡Fueron grandes en su época, y lo siguen siendo todavía! Haz un repaso por los iconos de la moda automotriz

Los años no pasan en vano para que cada uno de ellos se renueve y conserve su estilo característico

by Ana Quirós

Una vez el escritor estadounidense Mark Twain dijo a su público; “No existen las nuevas ideas. Es imposible. Nosotros tomamos muchas viejas ideas y las ponemos en una especie de de caleidoscopio mental. Les damos una vuelta y producen nuevas y curiosas combinaciones”. Tales palabras se aplican a diferentes cosas y pasiones de la vida, y la industria automotriz no se queda por fuera. Los clásicos que vimos hace más de 40 años, vuelven de una manera renovada y exquisita que hace que todos sus recuerdos resurjan de las cenizas con una apariencia nueva pero manteniendo el alma con que se conocieron.

Uno de estos iconos ha sido el Chevrolet Camaro. Un ejemplar mecánico que revolucionó la década de los 60-70 y su viaje de regreso hasta la actualidad marcaron la vida de muchos. Incluido el fim de Transformers, donde uno de sus modelos 2007 se estrenó en la película como parte de los personajes más aclamados, el de "Bumblebee".

2

Detrás de él, llega el Ford Mustang, del mazo estadounidense este vehículo fue tan popular por el estilo deportivo y la elegancia que mantenía que fue un completo boom durante su lanzamiento de su segunda línea en la década de los 70. No obstante este ejemplar de la velocidad recorre hoy en día un chasis más amplio, pero siempre conservando el poderío del motor americano.

3

El Cadillac  es otro ejemplo de ingeniería mecánica que aportó vida a los privilegiados que en los años 50 que pudieron manejar uno de estos vehículos. Además de ello, se ha considerado la competencia directa del Ford, por conservar los mismos principios de velocidad y presencia tanto en su motor como en su presentación.

1

“Mi nombre es Bond…James Bond” ¿Cómo olvidar esa frase y el accesorio esencial de todo agente secreto? El Aston Martin DB5 del famoso personaje; James Bond, marcó una época en donde tener un automóvil igual al de él revelaba todo un estatus de sensualidad y poder. El ahora DB5 es un automóvil que guarda los mismos principios desde su lanzamiento en las películas del agente 007. Descapotable, dos asientos de cuero y un motor que alcanza hasta los 298 km/h. ¡Todo un galán de la velocidad!

 

Más sobre: