bodarealeza

Recordamos las bodas reales más icónicas de los últimos tiempos #EspecialBodas2017

by Sofía Méndez

La belleza, los detalles y el amor de los cuentos de hadas se hacen realidad en las bodas reales. Las parejas reales saben cómo darse el “sí quiero” con celebraciones que superan todas las expectativas. Hoy en ¡HOLA! te compartimos un recuento de las 5 bodas más icónicas –y románticas- de la realeza en los últimos tiempos.

Rey Felipe VI de España y la Reina Letizia

La Almudena de Madrid fue testigo de la boda real que más espectadores por televisión ha acumulado en España. Hablamos de la unión entre, el entonces príncipe, Felipe de Borbón y Letizia Ortiz. Esta hermosa pareja se unió en matrimonio el 22 de mayo de 2004, ante más de 1.200 invitados.

bodarealeza1

Una boda que hizo historia en todos los aspectos fue el resultado de un día de celebración. La unión fue la primera considerada como boda de Estado en España, después de más de 50 años. Además, fue la primera boda celebrada en la catedral de Madrid. La seguridad del evento fue inigualable, con 14.500 policías nacionales, 3.200 guardias civiles y el cierre de fronteras y del espacio aéreo de la ciudad. En cuanto a los espectadores por televisión, fueron 25.145.000, consagrándose como la boda real con más espectadores por televisión en este país.

Sin dejar de lado las buenas acciones, el día del enlace fue colocada una corona de flores con la frase: "Siempre en nuestra memoria, Felipe y Letizia" en el Bosque de los Ausentes, en recuerdo a las víctimas de los ataques terroristas del 11-M. Además, la pareja, una vez finalizada la ceremonia y habiendo recorrido las calles de España en un Rolls-Royce negro, arribaron en la Basílica de Nuestra Señora de Atocha, donde la Princesa depositó el ramo de novia ante la imagen de la Virgen de Atocha, tradicional patrona de la realeza española. Tras la ofrenda floral a la Virgen, los novios llegaron al Palacio Real, donde se sirvió el banquete de bodas.

Duques de Cambridge

El 29 de abril de 2011 se celebró la icónica boda real entre el príncipe Guillermo y Catherine Middleton, ahora Duquesa de Cambridge. La ceremonia se llevó a cabo en la abadía de Westminster, mientras que la recepción tomó lugar en el Palacio de Buckingham.

bodarealeza2

El segundo en la línea de sucesión al trono británico, conoció a su ahora esposa en el año 2001, mientras estudiaban en la Universidad de Saint Andrews, la más antigua de Escocia. Su compromiso fue el 20 de octubre de 2010, mas se anunció hasta el 16 de noviembre de 2010. El momento más simbólico y recordado fue cuando el Príncipe le entregó a su prometida el mismo anillo de compromiso que su padre le dio a su madre Diana, princesa de Gales. Nada más y nada menos que una joya de oro blanco de 18 quilates con un zafiro en forma de óvalo de 12 quilates, rodeado por 14 pequeños diamantes, pero con un valor sentimental aún mayor.

Los detalles fueron la clave de esta celebración. La tarta constaba de 4 flores nacionales: una rosa (Inglaterra), un cardo (Escocia), un trébol (Irlanda del Norte) y un narciso (Gales). Sarah Burton para Alexander McQueen, fue la encargada de diseñar el vestido de novia, un diseño con escote corazón cubierto de encaje francés de manga larga, una falda voluminosa, una cola de tres metros de largo, un velo de tul suave, un ramo diseñado por Shane Connolly y diamantes de la firma Robinson Pelham. Además, Kate lució una tiara heredada por generaciones que le fue entregada por la misma Reina Isabel II.

Pierre y Beatrice de Mónaco

Beatrice Borromeo y Pierre Casiraghi disfrutaron de una doble celebración. Su boda civil se realizó el 25 de julio de 2015 en el Palacio de Mónaco, mientras que la boda religiosa fue el 1 de agosto en la propiedad de la familia de Beatrice en las Islas Borromeas, acompañados de 600 invitados que embarcaron en el "Piamonte" rumbo a dicho paraíso. Entre ellos, Lana del Rey, Poppy Delevingne y Bianca Brandolini.

bodarealeza3

El esperado vestido de la ceremonia estuvo a cargo de Giorgio Armani, quien se encargó de un diseño hecho exclusivamente para ella de la línea Privé. Para la recepción de su boda religiosa, la novia lució un diseño helénico de seda y tul espectacular, también de la firma italiana.

Carlos Felipe y Sofía de Suecia

La historia de Carlos Felipe y Sofía de Suecia es un ejemplo de que el amor siempre gana. Tras difíciles años de noviazgo, la pareja contrajo matrimonio el 13 de junio de 2015 en la capilla del Palacio Real de Estocolmo.  

La belleza de Sofía relució con su vestido en tres tonos de blanco realizado en crepé de seda y aplicaciones bordadas a mano de encaje, firmado por Ida Sjöstedt, un ramo de rosas, una de tiara obsequiada por los Reyes acompañados de sofisticados y sencillos peinado y maquillaje. Por su parte, el príncipe, muy elegante, vistió el uniforme del Cuerpo Anfibio de la Marina Real sueca, de la que es Comandante desde el año 2014 y la banda azul de la Orden de los Serafines.

bodarealeza4

El momento que cautivó a todos fue cuando el príncipe se puso en pie ante los 350 invitados para dirigirse a su ahora esposa con unas palabras llenas de amor.  “Sofia, nosotros nunca elegimos el camino difícil, él nos eligió a nosotros. Optamos por el amor y eso nos ha unido siempre.” Sofia en vez de declarar un discurso, escribió hermosas palabras que fueron traducidas en una canción por la cantante sueca Molly Sandén y el pianista Danny Saucedo.

Todas estas declaraciones de amor, sin dejar de lado que el anillo de bodas fue diseñado por el mismo Príncipe. Una de las bodas más conmovedoras de los últimos tiempos terminó de sellar su amor al compás de "El vals de Sofía" escrito por Pelle Arhio e interpretado por Per Bredhammar.

Haakon y Mette Marit de Noruega

Si Carlos Felipe y Sofía creyeron ser los únicos en tener el camino difícil al altar, que pregunten al príncipe Haakon de Noruega y Mette-Marit. Su amor debió enfrentarse a la sociedad noruega, pero se dieron el “sí quiero” finalmente el 25 de agosto de 2001. Su amor rompió barreras y poco a poco la hermosa joven se ganó el cariño y la admiración del pueblo.

bodarealeza5

La ceremonia se celebró en la catedral de Oslo, al atardecer. Haakon de Noruega lució su uniforme militar, mientras Mette-Marit sorprendió con un vestido en seda de color crema elaborado por Ove Harder. La Reina Sofía, el príncipe Felipe, la reina Paola de Bélgica y el Gran Duque Enrique de Luxemburgo fuero algunos de los 800 invitados al evento.

Como en todo evento real, estuvo lleno de detalles. Las alianzas de los novios fueron dos anillos elaborados en oro blanco sin incrustaciones. La seguridad fue estricta, incluso desde días antes, con 1.400 guardias de seguridad que vigilaron el casco antiguo de Oslo. En la plaza mayor de Oslo, miles de ciudadanos fueron invitados a degustar el menú que se servirá a los invitados en el palacio Real.
Finalmente, la ceremonia cerró con las frases del obispo de Oslo: “El amor triunfó”.

 

 

Más sobre: