vinos

¡El arte de tomar vino! El elegante elíxir, protagonista por naturaleza

by Mariana Pinto

Gracias al trabajo de los enólogos, sommeliers y demás expertos involucrados en esta industria, el tomar vino se ha convertido en una de las experiencias más placenteras y high end de nuestra época. Todo inicia al apreciar su proceso, que va desde la plantación y vendimia (época de cosecha), hasta cuando se hace zumo de las uvas exprimidas que pasa por diversos procesos de fermentación.

Este líquido suele descansar en barricas de roble (americano o francés) por tiempos específicos, hasta que evoluciona y adquiere las notas aromáticas que el maestro de la bodega cree más convenientes.  Después de filtrarlo de cualquier impureza, este tesoro líquido es embotellado, para que adquiera su último punto de equilibrio y armonía ¡Lo fascinante de esto es que cada bodega tiene sus propios secretos para elaborar sus vinos!

Así que a pesar de ser clasificados por una misma cepa, los amantes de esta bebida pueden disfrutar de un crisol de sabores en el mercado. Ya en la mesa,  siempre es un placer realizar el ritual de degustación, en el que participan todos los sentidos.

Primero, se observa para apreciar su color y brillo, para descifrar su edad y estilo. Después, se sugiere girar la copa suavemente para airear el vino y apreciar los aromas integrados a esta bebida con la nariz. Finalmente, llega la hora de probar el vino en la boca, buscando notas de dulzor, acidez y taninos equilibrados. ¡Qué delicia!

Un oasis del vino en Guatemala

Los amantes de este elíxir se alegrarán al saber que pueden visitar en el país, el Viñedo Château Defay, para probar una rica variedad de vinos blancos, rosados, tintos y blends de uvas con frutas. Este se ubica a 6 kilómetros de terracería después del pueblo de Santa María de Jesús, en las faldas del Volcán de Agua a 16 kilómetros de la antigua Guatemala. Sabrás que llegaste cuando divises una entrada de piedra, con las iniciales del viñedo.

La magia se magnifica cuando atraviesas este terreno de 48 manzanas de áreas verdes y el camino te comienza a llevar a un pintoresco castillo de tejas de ladrillo y paredes claras.  En este oasis para los foodies, podrás contratar un tour por el espacio y el proceso de elaboración del vino. O si lo prefieres, solicitar asesoría para degustar alguna de sus famosas botellas.

vino3

Dependiendo de la época y demanda de estos vinos, podrás encontrar: Santa Maria Blanc (Vino Blanco Seco), Family White (Blanco Semi seco), Claret (Rosado Semi Seco), Angies (Blanco Dulce), Don Jacque 2009 (Tinto Seco), Brunos Favorite (Tinto Seco), Don Jacque Reserva (Tinto Seco). Y si te sientes aventurero, o quieres probar algo diferente, pregunta por sus mezclas de uvas con mora, arándano, miel blanca, miel negra y mango. ¡Toda una delicia!

Más sobre: