mujer

Cata Mendieta Lifestyle Blog

¡Dile adiós a los molestos rollitos (en todo el cuerpo) con este sencillo consejo!

¡Sí, estoy hablando de las fajas moldeadoras!

by Catalina Mendieta

¡Hay quienes las aman y quienes las odian! Yo, acepto que las uso, pero solo cuando son súper necesarias. Aunque no se sienten tan bien, ayudan a que la figura se vea más esbelta y talladita. Aunque tengamos buena figura, SIEMPRE, un vestido ajustado al cuerpo se ve mejor con una.

¡Sí, estoy hablando de las fajas moldeadoras! Especialmente conforme pasan los añitos, uno las va incluyendo más y más dentro de las opciones de outfits. Y es que las hay para todo tipo de cuerpo; las que tienen mucha cadera usan las de tipo short, pero también hay para la pancita, las que tallan en la cintura… Otras son especiales para disimular la celulitis y son ideales para los pantalones ajustados (especialmente de colores claros) yo las uso con jeans blancos ¡Esas son mis favoritas!

mujeres1

Sin embrago, las personas que tienen el problema en los brazos, no tenían solución, y digo tenían, porque lo más reciente en este ámbito son las fajas de brazos, se llaman “arm tights” y nacieron originalmente para poder aprovechar las prendas sin mangas del verano, en el otoño e invierno.

mujeres2

La marca SPANX, sacó unas maravillosas, especialmente diseñadas para las mujeres que necesitan esa ayudita extra, ya sea que vayan a usar manga larga, pero no quieren que se vea la textura, ni se note la flacidez de sus brazos; o como una alternativa para que finalmente puedan comprarse prendas sin mangas, sin la preocupación de que se vean los brazos.

Están hechas de un material suave que se siente como una segunda piel. Puedes usarlas en un color contrastante para un outfit más atrevido y divertido, o buscar un color discreto que armonice.

mujeres3

El color favorito es el negro, pero bueno ¿El de quién no? Sin embargo, también vienen en azul, crema, blanco, gris, marrón, azul rey, fucsia y verde limón ¡Incluso hay unas con brillo! Así que chicas, ya saben, no más complejo por los brazos ¡A comprar todas las blusitas y vestidos sin mangas que queramos! Porque la manga larga, es cosa del pasado...

Más sobre: