cancer

Mientras hay vida hay esperanza ¿Cómo descubrí que tengo cáncer de mama?

by Karla Aguilar

La vida de Xiomara Valeriano cambió a sus 38 años, en su familia no hay registro de cáncer de mama y ella nunca imaginó que tendría este diagnóstico, el cual le da una nueva perspectiva que la mantiene disfrutando el día a día y confiando en Dios que está sana.

En mayo de este año Xiomara se detectó un quiste en la mama derecha e inmediatamente fue al médico, quien la revisó y la puso en tratamiento por un mes, para ver si con medicamento y vitaminas ese quiste desaparecía.

“Yo siempre me hacia el autoexamen, por lo que al sentirme la pelotita en el seno supe que no era normal, aparte que cuando me venía el periodo me dolía mucho. Fue así que visité al doctor, seguí el tratamiento y regresé a consulta médica para ver si había algún cambio, pero no fue así, el quiste sequía ahí. Luego de eso fui remitida a un mastólogo quien inmediatamente me dijo que debía operarme para sacar el quiste y hacer biopsia. Mi operación fue el 3 de agosto y debí esperar 20 días para el diagnóstico”, confesó Xiomara Valeriano.

Tras la larga espera, la joven recibió una difícil noticia. “El día que reclamé el resultado y que me dijeron dio positivo, sentí que el cielo se me caía encima, fue sumamente doloroso, jamás nos imaginamos que recibiremos una noticia de ese tipo, lloré y lloré a más no poder, porque me puse a pensar en mi hijo, en mi familia, en cómo les diría lo que estaba pasando”, agregó.

Xiomara le contó a ¡HOLA! que el cáncer nos es invasivo y está en grado uno. El pasado siete de setiembre se enfrentó a una segunda cirugía donde le operaron un ganglio y el procedimiento fue exitoso, los médicos le dijeron que no hay metástasis, algo la alienta mucho.

“Ahora digo que mientras hay vida hay esperanza, no soy la primera mujer que ha recibido el diagnóstico de cáncer de mama y sé que este es un propósito, estoy bien y confió en Dios que todo está bien y estoy sana¨, Xiomara se prepara para su primera quimioterapia que será este jueves 26 de octubre y expresa que ha dejado todo en manos de Dios, y que no tiene miedo porque confía plenamente en su padre celestial.

Más sobre: