ansiedad

Cinco formas de liberar estrés y ansiedad

by Nadia Vado

Cinco formas de  liberar estrés y ansiedad

Hoy día el ritmo del mundo moderno causa en la mayoría de las personas estrés y ansiedad.   Los estímulos que recibimos desde afuera condicionan el estilo de vida y la forma de pensar del individuo.  La sociedad nos impulsa a estar siempre ocupados, a asociar el éxito con múltiples ocupaciones, y a encontrar la realización y la felicidad afuera y no adentro de nosotros mismos.  Te sugiero cinco aspectos básicos que te pueden ayudar en la medida en que te comprometas de manera disciplinada y regular a seguirlos.

1. Ejercita y relaja tu cuerpo. Cuando tu cuerpo está en dolor tu mente está pendiente de ese dolor y no puede hacer nada más que pensar en ello.  Para liberar el cuerpo del dolor y relajarlo es importante elegir una disciplina física bajo la guía de un instructor calificado.  Los ejercicios deberían energizarte y producir una sensación de bienestar y ligereza en lugar de desgaste y exhaustividad.  Siempre que te ejercites no olvides hacerlo con una respiración lenta, profunda y pausada. 

2. Practica ejercicios de respiración.  La respiración es vida y energía. Cuando estamos estresados respiramos rápidamente con ansiedad lo que ocasiona que no llegue suficiente oxígeno al cerebro y el cuerpo se sienta fatigado.  La respiración lenta, suave y rítmica puede ayudarnos a aquietar nuestra mente y cuerpo.  En yoga existen muchos ejercicios de respiración terapéutica que pueden ayudarte a aliviar los síntomas del estrés.

3. Suelta las emociones que te agobian. La mayor parte del tiempo las emociones como el miedo, tristeza e ira se apoderan de nuestro ser hasta enfermarnos.  Retener una de estas emociones durante todo el día puede llevarte a terminarlo con migraña, tensión corporal, dolor de cabeza, insomnio, etc.  Soltar las emociones durante el día se vuelve necesario para no cargarlas e ir con mayor ligereza y serenidad.  Para soltar una emoción, identifícala: “siento ira” o “siento tristeza”.  Siente y ubica la emoción en tu cuerpo (estomago, pecho, cabeza, etc.).  Visualízala con una textura y color.  Luego visualiza como sale de tu cuerpo lentamente.  Repite suavemente a medida que tu emoción sale “dejo ir esta emoción de ira/tristeza/”.  Repite “me abro a la presencia de Dios y a su acción sanadora dentro de mí”.  Repite cuantas veces desees.

4. Practica meditación o silencio.  Las prácticas de introspección como la meditación y el silencio son indicadas por terapeutas, psicólogos y psiquiatras en general como terapia, ya que científicamente se ha demostrado que mejora la calidad de vida física, mental y emocional del paciente.  Puede ser desde algo tan simple como estar sentado en un lugar tranquilo, cerrar los ojos y contar nuestras respiraciones de manera lenta y profunda por unos 10-20 minutos, o bien en lugar de contar las respiraciones repetir alguna palabra como “paz”, “amor” cuantas veces sea necesario.   Con estos ejercicios la mente se aquieta, los pensamientos disminuyen y nos inunda un estado de mayor serenidad.

5. Busca prácticas que te conecten con tu ser. Una manera de liberar el estrés y la ansiedad es teniendo prácticas que te ayuden a desconectarte del agobio cotidiano y te permitan estar atento y presente en lo que elijas hacer.  Las practicas pueden ser cocinar, pintar, tocar algún instrumento, leer, escribir, caminar, etc.  Todas estas prácticas despiertan la creatividad, la fuerza y la motivación interior.  Permiten que vayamos hacia dentro para conectarnos con nuestra esencia.  El fruto de esto es experimentarnos más llenos, libres, relajados y conectados con lo que somos.

Vivir sin estrés y ansiedad depende de nosotros mismos, del tiempo que invirtamos durante el día a solas en silencio, quietud y calma.

Nadia Vado 

Coach de Vida

Instructora de Yoga, Mindfulness y Meditación

Más sobre: