t

EL SALVADOR

Diana Aranda sobre su primer bebé: “Es una de las mayores bendiciones que puede tener una mujer en su vida”

La hermosa balletista habla sobre sus dos grandes amores: su bebé y el ballet

by Estefanía Flores

Administradora de Empresas de profesión, bailarina profesional por vocación, esposa enamorada y, ahora, se incluye un rol más a su vida: ser madre. Como directora de la academia Be a Dancer, Diana Aranda impartía con normalidad las clases en su escuela de ballet clásico hasta que obtuvo una gratificante noticia, de esas que cambian la vida.

4

Desde el inicio, su embarazo estuvo lleno de retos y su formación como madre primeriza ha hecho que reafirme los grandes amores en su vida: la maravilla de amar, tanto a su familia y a su esposo así como a su nuevo bebé, y  la danza, que la ha acogido desde siempre. Ser madre la ha inundado de un amor incondicional que no había sentido antes, pero sí muy cercano a su amor por el ballet clásico. Diana Aranda le comenta a ¡Hola! cómo ha logrado, en sus últimas semanas de embarazo, fusionar sus dos grandes amores: su bebé y el ballet.

¿Qué tal la experiencia del embarazo? La experiencia de estar embarazada ha sido desde el principio la mejor forma de comprender cómo puede alguien amar incondicionalmente otra persona sin tan siquiera conocerlo. Es un momento de preparación lleno de sacrificios pero es completamente gratificante saber que será por el bien de la personita que llevo dentro.

5

¿Ya se tiene el nombre que le pondrán? Se llamará Marco Dordelly.

¿Ya está lista la habitación? ¿Cómo está decorada? La habitación ya está lista. Justo hace unas semanas terminábamos con Raúl de decorar todo. Escogimos el tema de deportes, mi esposo practicó casi todos los deportes en su niñez y yo soy fanática del fútbol por lo que decidimos que ese sería el mejor tema para decorar su habitación.

¿Cómo ha sido llevar el embarazo y la danza de manera conjunta ? Ha sido un sacrificio amoroso que he hecho desde el inicio pues desde las primeras semanas los malestares no se hicieron esperar y eso me impedía poder seguir entrenando. Nunca dejé de dar clases. La gente se asombraba de verme demostrando pasos y montando las coreografías para los shows de fin de año que tuvo Be a Dancer. Hasta prácticamente los últimos dos meses la doctora me recomendó el reposo hasta que Marco naciera debido a que había presentado contracciones en lo más ajetreado de la temporada navideña.

1

¿Cómo se repartirán en su vida estos roles? Los roles de madre y bailarina se repartirán de forma en que no descuide mi labor de madre y también pueda seguirme desenvolviendo como balletista. Será ahora mucho más difícil todo, puesto que ya mi tiempo dirigiendo la escuela, llevando mi hogar, era siempre saturado. Ahora será mucho más apretado pero sé que contaré con la ayuda de Dios para hacerlo todo bien.

Aunque todavía está a días de nacer, ¿cómo puede describir el hecho de que será madre? No hay forma de describirlo con palabras. Siempre había sido consciente de la labor de una madre. Ahora que lo he practicado y vivido, entiendo que ser madre es la tarea más delicada, importante y trascendental para el desarrollo de un ser humano y también una de las mayores bendiciones que puede tener una mujer en su vida. La figura materna es y será el trabajo más difícil y menos reconocido de todos los tiempos y, sin embargo, sumamente anhelado por una mujer.

3

¿Algunos consejos de cuidado para el bebé que haya recibido de familiares o amigos? El consejo más importante que lo he vivido con mi sobrinito, hijo de mi hermana María Elena, que es como mi hijo también y que mi mamá siempre nos ha dicho es: “De cuidar demasiado a un hijo nunca te arrepentirás, de cuidarlo poco sí”. El otro también muy importante es: ni los libros, ni Internet, ni los consejos que todas las personas que están a tu alrededor te den son los mejores para tu hijo, sólo tú sabrás realmente qué es lo mejor para tu bebé según tu instinto de madre.

Más sobre: