t

¡Amor, química y encanto! Zoe y Alejandro Navarro, rompen esquemas al casarse después de 9 meses de noviazgo

La historia de amor de Zoe y Ale es una verdadera aventura repleta de cariño, comunicación y, sobre todo, de mucho amor.

by Mariana Alfaro y Estefanía Flores

Esta joven pareja no necesita que el calendario indique que el mes de febrero ha llegado. Los Navarro se obsequian diariamente una dosis de amor, muy cargada de cariños, atenciones y detalles.

Zoe, de 30 años, es una mujer apasionada por el arte y la belleza, periodista de profesión, blogger a medio tiempo y esposa a tiempo completo. Ale a sus 37 años es un periodista deportivo muy conocido en la pantalla de Telemundo. Ambos comparten un poco de sus pasiones y locuras en el blogg de Zoe: unalatinabyzoe.com.

3

Haber encontrado a la persona por la que has esperado toda tu vida no es cosa de todos los días. Cada uno irrumpió en la vida del otro sin esperar y su amor suscitó como una de esas coincidencias lindas que no suelen pasar.

Sintiéndose entusiasmados, bendecidos y muy enamorados le comentan a ¡Hola! que así como son expertos en comunicación, también lo son en el amor.

1

¿Cómo inició su historia de amor?

Ale: Yo me enamoré de Zoe desde que vi sus fotos en sus redes sociales. Sus ojos, su sonrisa y su presencia en las diferentes facetas de su vida me llamaron mucho la atención. La conocí gracias a que un amigo me la presentó inesperadamente en un gimnasio de El Salvador y luego fuimos a comer; en ese momento me cautivó más su personalidad, su sentido del humor y sus aspiraciones en la vida. Ella tenía los elementos que yo buscaba en una persona en ese momento de mi vida.

Zoe: Nos conocimos de la manera más inusual, de la nada como dice Ale, nos conocimos en un gimnasio. Después de un mes de conocernos, casualmente yo viaje a L.A. de visita donde una amiga que trabajaba con él. Todos los días que salí con ella, él siempre iba y se veía muy interesado en mí. Antes de venirme, me dijo que yo le gustaba y me robó un beso y tarán… Me casé con él después de solo nueve meses de conocernos y ahora soy la más feliz.

¿Cómo definen el amor entre ustedes? Lo definimos como algo lindo. Somos una pareja de salvadoreños que busca alcanzar las metas comunes en la vida tomados de la mano y ayudándonos siempre, disfrutando de cada momento que Dios nos regala en un país tan rutinario y desgastaste como los Estados Unidos. Esto sin olvidar de dónde venimos y hacia dónde vamos. El amor es inexplicable y nosotros vamos descubriendo el amor en cada mirada y gesto con el otro, es una aventura.

2

¿Quién es el más romántico de los dos?

Ale: Los dos somos románticos. Zoe es quizá más detallista en cuidados y acciones, eso la hace diferente. Cualquier persona puede hacer algo por su pareja pero si no está lleno de amor, no tiene el mismo significado.

Zoe: Ale es más meloso que yo, él siempre tiene un beso, un abrazo para mí, algo que me encanta porque es raro que los hombres sean así. Yo tengo la dicha de tener uno conmigo todos los días.

¿Cómo celebrarán el 14 de febrero? Siempre buscamos hacer algo diferente pero con un sentido romántico. Una actividad inusual para compartir con la persona por la cual esperamos toda nuestra vida. Esperamos hacer un paseo en góndola, caminar en algún pueblo lindo o tal vez algo menos elaborado como un picnic en el parque o ver un atardecer juntos en la playa.

¿Hay alguna tradición que hacen desde novios para este mes del amor? El hecho de regalar flores, pero no solo en el día del amor. En nuestra casa siempre hay un arreglo de flores cada semana; el olor, el color y su presencia nos recuerda que una flor es como el amor, hay que cuidarla, regarla y consentirla para que perdure.

¿Cómo disfrutan de la compañía del otro?

Ale: Nos encanta ver películas juntos. Cada fin de semana buscamos la mejor opción para ver en el cine. Disfrutamos de cada momento que vivimos y lo capturamos en cada fotografía que nos tomamos. Zoe toma fotos de todo y es por eso que cuenta un poco de nosotros en la sección “#Esposos” de su blogg. También nos encanta estar juntos y solos en casa, pues es nuestro tiempo y respetamos mucho eso.

Fotógrafo: José Garcia / jolugarphotographyÁ

Más sobre: