t

¡HOLA! El Salvador recibe a Fernando Vilanova, un hombre de múltiples facetas; padre, esposo y fotógrafo

“La familia es el centro de nuestras vidas, y así lo ha sido siempre. Heredé esta filosofía de vida desde mis padres”

by HOLA América Central

Fernando Vilanova Miranda es un hombre hogareño y carismático, graduado de comunicaciones, cinematógrafo y fotógrafo de pasión. Ha filmado comerciales para algunas de las marcas más importantes de la región, también ha trabajado en proyectos personales como documentales y producciones para ONG’s. Lo que más disfruta en su vida es el amor de su esposa y de sus bellos dos hijos. Durante una tarde de producción se pudo comprobar la bella familia que Ana, su esposa, y Fernando han creado, donde la diversión y la unión son los principales pilares de convivencia. Fernando es un hombre que camina bajo sus propias decisiones, riesgos y metas, abre las puertas de su vida para contarnos sus tres mayores alegrías en la vida.

-Es muy de familia usted Fernando… La familia es el centro de nuestras vidas, y así lo ha sido siempre. Heredé esta filosofía de vida. Vengo de un hogar donde la familia siempre fue primero. Valoro mucho el tiempo que paso junto a mi esposa, mis dos hijos y familiares cercanos.

Me imagino que fue un buen hijo… ¿Cuénteme de su infancia? Mi infancia… (Suspira). Ahora que soy padre me doy cuenta lo dichoso que fui. Tuve y sigo teniendo, padres que estuvieron siempre presentes. Que se tomaron el tiempo de enseñarme a disfrutar y a valorar la vida. Además, tengo dos hermanos con los cuales guardamos muchos recuerdos de las experiencias que vivimos juntos. También forman parte importante de mi infancia mis amigos y amigas con quienes crecimos, y que ahora somos casi como familia.

-Hablemos de esas tres felicidades, ¿cuénteme de su etapa como esposo? Con Ana tenemos una relación muy especial. Además de vivir juntos, también trabajamos juntos. Aunque no hacemos lo mismo, nos apoyamos mucho. Valoro mucho sus consejos y su criterio a la hora de tomar decisiones, ella también me involucra mucho en todos sus proyectos. En lo personal, disfrutamos mucho de estar juntos. Compartimos el mismo sentido del humor, por suerte. Es más creo que ella me gana un poco… (Risas)… y además los dos tenemos un alto nivel de energía y siempre estamos buscando qué hacer en lo familiar y en el trabajo.

-En su etapa como padre, lo veo como un papá moderno, ¿se considera así? Claro que me considero un papá moderno. Todos los días cambio diapers... (Risas) Es broma. Pero sí, somos una familia moderna, ambos trabajamos de manera independiente y vivimos de la creatividad (Ana es diseñadora). Por consecuencia, estamos muy pendientes de todo tipo de tendencias (moda, diseño, cine, publicidad, eventos). Nuestros estilos y gustos personales también buscan lo moderno, y nuestro estilo de vida es moderno: ambos somos sumamente involucrados con nuestros hijos y el hogar.

-¿Hábleme de sus hijos? Tengo dos hermosos hijos: Matías de 3 años y Nicolás de 2 años.

-¿Cuénteme su experiencia como padre? Ser padre, sin duda, es la experiencia más gratificante que te puede dar la vida. Es una relación extraña en la que uno se convierte en maestro y alumno al mismo tiempo. Trabajo diariamente para ofrecerles a mis hijos la mejor guía y formación posible y que ellos se realicen como personas. Sin embargo en el camino son ellos los que más me enseñan a mí. He aprendido a amar más y de mejor manera. A ser más tolerante, a reír sin razón, y que sin duda alguna es uno de los placeres más ricos de la vida, pero sobre todo a que cada segundo de la vida se tiene que aprovechar al máximo.

-¿A quién han salido los nenes? Son un mezcla en realidad… los dos tiene rasgos de mamá y papá, tantos físicos como de personalidad, y la conclusión es que son hermosos.

-¿Cuál es el sueño para sus hijos? Que desarrollen su potencial al máximo y se conviertan en personas realizadas. No importa lo que hagan en la vida o lo que quieran ser, pero que lo hagan con ganas, orgullo y felicidad. Pero sobre todo que lo hagan impactando positivamente la vida de las personas que encuentran en el camino.

Más sobre: