rm

Roberto Ramírez, el diseñador de alta costura que viste a la Primera Dama de Honduras

Ha logrado posicionar su estilo personal, con drapeados y bordados artesanales en cada una de sus prendas

by Karla Aguilar

El talento del diseñador de alta costura, Roberto Ramírez, es nato. Él proviene de una familia que siempre ha tenido destrezas para la moda y la costura, y aunque nunca hubo profesionales en esta rama, su madre y su abuela tenían muchos conocimientos, lo que le permitió al artista descubrir su más grande pasión.

Marzo del 2009 es una fecha que está marcada en la vida del diseñador como un momento muy especial, ya que en ese momento decidió cambiar su destino para incursionar en el mundo de la alta costura.

rr

¨Todo comenzó como un juego, no me entusiasmaba la idea de ser diseñador, pero tuve la oportunidad de confeccionar algunas prendas para algunas amistades y ahora es mi pasión. Yo creo que esa pasión siempre estaba dentro de mí, pero no despertada, se dio como una casualidad, fue una bendición. Creo que soy el único en Honduras que ha recorrido todas las pasarelas hechas en el país¨.

Ya casi son diez años desde que esta aventura inició en la vida del artista, quien siempre ha confeccionado atuendos de gala y coctel. Pero a pesar de que en Honduras es difícil trabajar ese estilo de líneas, Roberto ha logrado posicionar su estilo personal, con drapeados y bordados artesanales en cada una de sus prendas.

rr3

¡Un sello personal que conquistó miradas!

Roberto ha vestido a muchas damas capitalinas que han sabido reconocer su arte, entre ellas la primera dama, Ana García de Hernández, quien ha sido su clienta en los últimos años y a quien siempre la vemos lucir diseños impecables y originales, especialmente en la celebración de la fiesta de independencia.

¨Junto a una amiga fuimos llamados para hacer una propuesta para la Primera Dama y en este caso quise hacer uso de mis orígenes que son de Intibucá, entonces incursioné con telas de hilos de algodón y telares lencas, porque normalmente se hacen en poliéster. Así fue como terminé confeccionando para doña Ana García, siendo una experiencia muy especial, no puedo dudar que me puse nervioso porque sabía que había mucha expectativa, pero gracias a Dios todo fue muy positivo, a partir de ese momento empecé a planificar los próximos diseños para ella¨,

rr1

El tema lenca es algo que motiva mucho a Roberto, quien expresa que no puede dejar de incorporar a las mujeres lencas y sus productos artesanos, ya que su intención es promocionar lo hecho en Honduras, con manos hondureñas completamente.

Al describirlo encontramos a un hombre minimalista, que no le gustan los excesos, un hombre muy clásico, romántico y con mucha elegancia que siempre resalta la cultura del país, porque nació como diseñador en el momento justo que surgieron proyectos donde Honduras debía resaltar la identidad nacional.

Roberto Ramírez sueña con su propia tienda para crear una línea muy personal para la mujer hondureña. ¨Me considero muy completo, y me gusta mucho trabajar solo, mis mejores proyectos los he hecho en silencio, esa es mi mejor inspiración¨

Más sobre: