chef

Javier Álvarez, el chef nicaragüense que conquista Nueva York

El joven originario de Estelí, Nicaragua, se ha ganado los corazones de los comensales neoyorquinos, con sus suculentos platos

by Byanka Narvaez

Javier Álvarez se ha convertido en un ícono de la cocina gourmet. Este “loco enamorado de Nicaragua, curioso, caprichoso y estudioso de la historia de la cocina”, como se describe a sí mismo, se ha posicionado como toda una celebridad en el arte culinario de Nueva York. El joven trabaja en un prestigioso restaurante y ha sido parte de programas de televisión de gran audiencia en Estados Unidos.

El sello especial de Álvarez, es que ha logrado fusionar sus raíces nicaragüenses con la alta cocina. Sus platos gourmet y deliciosos postres, siempre llevan ese toque ‘nica’ y han sido elogiados por los paladares más exigentes. Actualmente trabaja para los prestigiosos restaurantes Graffiti y Me & You, del reconocido chef Jehangir Mehta.

¡Su amor por la cocina nació desde pequeño!

chef

Javier le confesó a ¡HOLA! que “desde chiquito siempre tuve la curiosidad por la cocina…pero realmente me apasionó y lo tomé de lleno cuando vine a Nueva York y comencé a darme cuenta de que todo lo que era cotidiano para mí en Nicaragua, era un mundo exótico para un mercado como Nueva York”.

Pero no todo fue fácil para el talentoso joven, quien tuvo que trabajar de gratis en un restaurante de la Gran Manzana para poder ganar experiencia y así demostrar sus habilidades. En medio de ese crecimiento laboral en el año 2015, ganó el premio de la cadena televisiva norteamericana CNBC, del programa Consumed.

“Cuando grabamos Consumed para CNBC, llegó mi jefa anterior a la cocina y me dice, Javier tus postres fueron un ‘home run’… “Ese fue uno de los momentos más felices de mi vida y fue una mezcla de sentimientos encontrados”, añade el joven chef.

chef1

Javier impone su sello personal

El artista culinario revela que para él es importante colocar historia a cada plato que prepara desde su cocina. “Me gusta contar de donde salieron los elementos que uso, darle el crédito y el mérito a los productores y ese es el sello que le quiero dar. La buena comida necesita de buenos ingredientes, yo solo me encargo de juntarlos”, precisa Álvarez.

El chef no solo se ha ganado un puesto dentro de una de las cocinas más prestigiosas de la ‘Gran Manzana’, sino que ha sido contratado por la Alcaldía de Nueva York, por el Departamento de Sanidad, para controlar los desperdicios de comida de la ciudad.

chef2

“Hay que trabajar duro, no hay límites. Solo hay que ponernos una meta clara a la vez y hacer lo mejor de nosotros para que funcione”, finalizó el aclamado chef.

Más sobre: