t

La historia al estilo Disney de la mujer que apoyó a Diana de Gales

by Mariana Alfaro

¿Te acuerdas del cuento de la Cenicienta? Su padre se casa de nuevo después de perder a su primera esposa, y a Cenicienta lo único que le queda de esa unión es una madrastra realmente malvada y un par de hermanastras que le hacen la vida imposible. Siempre se ha creído que estos cuentos de princesas son sólo de película o de libro, pura ficción e imaginación, pero a Lady Di le tocó vivir un tiempo algo muy parecido en la realidad, sólo que sin las fastidiosas hermanastras, por dicha.

4

Después del divorcio del Conde Spencer y Frances Roche, padres de Diana de Gales, el Conde no tardó mucho en rehacer su vida y contraer matrimonio de nuevo, esta vez con Raine Spencer, una conocida socialité londinense e hija de la novelista Barbara Cartland, que se convertiría en la “madrastra malvada” de Lady Di por varios años, incluso entre ella y sus hermanos la llamaban “acid raine” (lluvia ácida) sólo para molestarla y hacerle alusión a su mal carácter.

Era muy evidente que la relación entre ellas era tosca y complicada, además de que nunca compartieron bajo el mismo techo, ya que a raíz del divorcio de los padres de Diana de Gales, ella junto con su madre y hermanos tuvieron que mudarse a un apartamento, lo que hacía aún más difícil la convivencia. Sin embargo, en el destino estaba que las dos se reconciliaran y acabaran haciendo las pases.

2

En los últimos años de vida de Diana, con toda la presión que sufría por parte de los medios y la Familia Real Británica, además del divorcio con Carlos de Inglaterra, encontró en Raine una amiga en quien confiar. “Diana era encantadora. Sufrió una presión enorme a lo largo de su vida, pero acabamos siendo amigas, solía venir a sentarse en mi sofá y contarme sus problemas”, recordó la condesa Spencer en su última entrevista, en verano de 2015. El acercamiento se dio gracias a que descubrieron que compartían el gusto en varias cosas, entre ellas la astrología y una especial predilección por los bolsos de Christian Dior, también eran amantes de una buena platica y la ayuda a los demás.

Raine se casó cuatro veces, y tuvo cuatro hijos. Sus joyas y posesiones siguen dando mucho material para documentales y hasta obras literarias, en un país que la considera la it girl original, la única, la ultima dama de la alta sociedad que valia la pena. Y es curioso como después de años en desacuerdo, terminó siendo la confidente y el apoyo que necesitaba Lady Di cuando atravesaba uno de los momentos más duros de su vida.

Más sobre: