diana

A veinte años sin Diana de Gales, su legado sigue más vivo que nunca

La tímida chica, que lucía algo encorvada, fue un diamante en bruto que se fue puliendo a lo largo de su vida…

by Laura Ávila

Aún parece que fue ayer cuando el mundo entero lloró con la noticia más inesperada y trágica de los últimos años. Diana, la Princesa del pueblo, la royal con el corazón más noble, fallecía a los 36 años en un accidente automovilístico en el Puente del Alma, en París, luego de una enorme persecución por parte de los paparazis. Tras su inesperado adiós, Lady Diana Frances Spencer, cobró más fuerza que nunca. La reina de corazones dejó grabadas miles de imágenes en la memoria de millones de personas: su mirada inocente, su actitud devota hacia su familia, su labor social, la amistad con la Madre Teresa de Calcuta, su eterna soledad y lo más importante, sus hijos… que dieron luz a su vida.

diana2

La aristócrata fue una mujer adelantada a su época, decidida, un ícono que rompió esquemas y logró poner en jaque a la Casa Real Británica, lo que la convirtió en una mujer inolvidable y capaz de trascender en el tiempo. Todos conocimos a Lady Di como una jovencita tímida que fue presentada en sociedad en 1981, hija de Frances Ruth Burke y John Spencer VIII, conde de Spencer, una de las familias de mayor abolengo de la aristocracia inglesa.

La delgada joven, que en su adolescencia se enamoró del ballet, siempre fue una mujer en busca de la felicidad… Pero su vida estuvo marcada por el abandono, su madre partió de casa cuando ella tan solo tenía 5 años y más tarde, cuando el destino parecía sonreírle, tocó el cielo con las manos al casarse con un príncipe, sin embargo, la historia nunca fue un cuento de hadas.

diana3

La tímida chica, que lucía algo encorvada, fue un diamante en bruto que se fue puliendo a lo largo de su vida… Diana es el vivo ejemplo de la ostra que no puede producir perlas si no ha sido herida. La multitud en su matrimonio sacó su fuerza interior y nos mostró a una mujer decidida; sus declaraciones a la BBC fueron demoledoras e hicieron temblar los cimientos del Palacio de Buckingham… porque la princesa del pueblo hizo lo impensable, destapó la relación extramarital del Príncipe Carlos con Camilla Parker-Bowles, afirmando que en su matrimonio, “éramos tres”.

Pero sus hijos, William y Harry, le devolvieron la sonrisa a la Princesa y la hicieron resplandecer. En medio de la convulsa relación con su marido, Diana se refugió en el amor de sus pequeños, una relación entrañable que forjó el carácter de los príncipes y quienes la calificaron como la mejor madre.

Tras largos años de sufrimiento, depresión e infidelidades, Diana y Carlos pusieron punto final a su matrimonio en 1996. Un episodio impensable para la familia real británica y que llenó las portadas de millones de revistas a lo largo y ancho del planeta, sobre todo porque el anuncio de su separación se hizo días antes de su aniversario número 15.

Después de dejar atrás su sufrido matrimonio, Diana floreció y utilizó la moda como un arma infalible para lanzar mensajes al mundo entero. Ante la mirada de millones de personas, acortó sus faldas, desterró sus looks conservadores y adoptó atuendos de exclusivas firmas que marcaron un antes y un después en la historia de la moda. Durante su soltería Diana tuvo la mejor época de su vida. Hizo lo que quiso; fue embajadora de múltiples obras sociales, visitó a los enfermos, recorrió zonas conflictivas y emprendió una cruzada contra las minas antipersonales.

diana

Lady Di se construyó su propio reino, subastó sus vestidos de gala y donó el dinero a diferentes obras. El amor nuevamente tocó a su puerta y comenzó un sonado romance con multimillonario empresario Mohamed Al-Fayed, con quien vivió unas opulentas vacaciones en Saint Tropez.

Dodi sucumbió ante los encantos de la aristócrata más emblemática de la historia y vivió junto a ella un efímero romance que nació y murió a la luz de un verano. La pareja brindó un 28 de agosto con champán en el lujoso yate del egipcio, para celebrar que la Princesa cumplía un año de haber firmado el divorcio y a la luz de la luna, vivieron una de las noches más románticas de sus vidas.

diana1

Su nuevo amor le propuso ir a París para mostrarle las más lujosas posesiones de su familia y pese a que Diana se mostró reacia, porque prefería volar directo a Londres para reunirse con sus hijos, aceptó la invitación. A su llegada al aeropuerto, la pareja fue recibida por una nube de paparazzis que los acompañó durante la breve visita a la ciudad de las luces.

Tras una cena romántica en el Hotel Ritz y una intensa persecución, la vida de la flamante pareja se apagó bajo las intensas luces de los paparazzis, quienes no dejaron de fotografiar la dramática escena. Un 31 de agosto de 1997, la rosa de Inglaterra dijo adiós, pero vive cada día en las memorables acciones que realizó y sobre todo, permanece en el corazón de sus hijos, quienes con sus elegantes portes y sus nobles corazones, nos traen a la mente la viva imagen de su madre.

Más sobre: