Meghan Markle entra en la Navidad de la familia Windsor

Palacio de Buckingham

Meghan Markle entra en la Navidad de la familia Windsor

Isabel II ha hecho una excepción dejando que la prometida de su nieto, el príncipe Harry, participe en las celebraciones navideñas

by hola.com

Estas serán sin duda unas Navidades inolvidables para el príncipe Harry y Meghan Markle. Con su boda programada para el próximo 19 de mayo en el Castillo Windsor, la Reina de Inglaterra ha hecho una excepción y ha invitado a la ex actriz nacida en Los Ángeles a las celebraciones navideñas de la familia Windsor. ¡Con la tradicional comida en el Palacio de Buckigham dan el pistoletazo de salida!

VER GALERÍA

La imagen de Meghan Markle entrando en palacio era una de las imágenes más esperadas y lo ha hecho a bordo del Land Rover Discovery que conducía Harry y para una comida en la que ha podido conocer a la Familia Real británica al completo. Hasta ahora novios, novias, prometidos y  prometidas no estaban invitados a los festejos familiares que la soberana,  muy fiel a las tradiciones navideñas y que comienzan con esta comida en el Palacio de Buckigham para después trasladarse a la residencia campestre de Sandringham. 

VER GALERÍA

Analizamos el look de Meghan Markle en su primera cita navideña con la familia Windsor

'Gloss' y colorete, Meghan Markle sorprende con su maquillaje en su primera cita de Navidad

Los Duques de Cambridge también han sido fotografidos junto los príncipes George y Charlotte y su "nanny" española, María Teresa Turrión; así como el príncipe Carlos y la Duquesa de Cornualles o las primas hermanas de Harry, las princesas Eugenia y Beatriz de York. Aunque Meghan Markle ya conocía a la Reina de Inglaterra –trascendió ese té para tres, ya que el Duque de Edimburgo no estuvo presente, en el salón privado el pasado octubre- en esta comida navideña ha podido conocer a todos los miembros de la familia como los príncipes Michael de Kent que llegaron con su hija Lady Gabriella Windsor y tampoco faltó su hijo Lord Frederick Windsor acompañado por su esposa.

VER GALERÍA

Los Duques de Kent llegaron con nieta Eliza Windsor y también se dejó vio entrar en palacio a Lady Amelia Windsor –la “it-girl” de sangre azul que triunfa sobre las pasarelas. Autumn y Peter Phillips con sus hijos; la Duquesa de Gloucester; Lady Sarah Chatto, sobrina de la Reina; la Princesa Alexandra, prima de la Reina, y el Vicealmirante Sir Timothy Laurence, el único que hizo su entrada a pie y marido de la Princesa Real Ana de Inglaterra, también fueron fotografiados. Una presentación en toda regla para Meghan Markle y el mejor anticipo de lo que está por llegar en estas fiestas.

VER GALERÍA

La semana pasada, el Palacio de Kensington confirmó lo que se venía rumoreando en el Reino Unido que la prometida de 36 años se unirá a la Reina para Navidad en Sandringham y que será vista en público con otros miembros de la realeza cuando asista al tradicional servicio religioso de la Navidad en la propiedad privada de la reina en Norfolk. "Se podrá ver a los Duques de Cambridge, el Príncipe Harry y la Sra. Markle en Sandringham el día de Navidad", dijo un portavoz del Palacio de Kensington aclarando también lo que se esperaba, que Guillermo y Kate pasarán este año las fiestas con los Windsor ya que el año pasado estuvieron con los Middleton. 

VER GALERÍA

VER GALERÍA

Con esta invitación la soberana ha hecho una excepción ya hay que recordar que no fue hasta la Navidad de 2011, cuando ya le había dado el “sí, quiero” a Guillermo de Inglaterra, cuando la Duquesa de Cambridge pudo abrir los regalos junto a la Reina. En ese sentido, hay que apuntar que a diferencia Kate, que tiene a los Middleton muy cerca, Meghan Markle tiene a todos los suyos en los Estados Unidos en estas fechas tan especiales. Diversos medios británicos apuntaban hace unas semanas que Harry personalmente le había pedido a su abuela que rompiera esta norma no escrita y así ha sido.

VER GALERÍA

Se espera que la pareja esté con la familia Windsor en Sandringham desde la víspera de Navidad –comienzan a llegar en torno al 23 de diciembre y lo hacen en orden de precedencia- hasta el Boxing Day, que tiene lugar el 26 de diciembre. Normalmente los Duques de Cambridge no se alojan en Sandringham, ya que tienen su propia residencia, Anmer Hall –la mansión de estilo victoriano de diez dormitorios que les regaló la Reina por su boda- a menos de tres kilómetros. Se apunta a que Harry y Meghan podrían alojarse aquí durante las fiestas.

p-beatriz-gtres

Las festividades en la familia Windsor siguen un programa que incluye el tradicional intercambio de regalos el 24 de diciembre, que no suelen tener valor material y que se realiza a la hora del té; una cena de Nochebuena a las 8 de la tarde, a la que los hombres deben acudir con esmoquin y las damas con vestido largo; un desayuno inglés completo antes de ir al servicio religioso en St Mary's Magdalene, en donde previsiblemente Meghan vivirá un nuevo baño de multitudes, al menos eso le ocurrió a Kate en su debut navideño, y una comida en familia tras la cual todos se reúnen para ver el discurso de la Reina que se retransmite a las tres de la tarde.

Más sobre: